El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha retirado a su país del acuerdo nuclear suscrito en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, Francia y China, más Alemania), tras años de atacarlo y pese a los llamamientos internacionales a preservar este importante convenio multilateral.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha retirado a su país del acuerdo nuclear suscrito en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, Francia y China, más Alemania), tras años de atacarlo y pese a los llamamientos internacionales a preservar este importante convenio multilateral.

Con esta controvertida decisión, el magnate estadounidense ha reinstaurado las sanciones contra Irán, las mismas que habían sido levantadas en el marco del convenio nuclear.

En su discurso, el magnate norteamericano ha acusado a Irán de desestabilizar la región de Oriente Medio, apoyar a los grupos terroristas, como Talibán y Al-Qaeda.

Además ha alegdo que el país persa ha desarrollado misiles balísticos con capacidad nuclear. También ha anunciado la imposición de las sanciones económicas más severas contra el país persa. Señala que Washington seguirá trabajando con sus aliados para hallar una solución a la “amenaza nuclear” iraní, informó HispanTV.

Aparte de Irán, el resto de firmantes ya había anunciado que no desean abandonar el pacto, y advertido de que el abandono unilateral del convenio por Washington no beneficiará a nadie, escalando aun más las crisis y tensiones en Oriente Medio.

No obstante, Trump ha pasado por alto todas las advertencias internacionales y ha vuelto a imponer sus reglas a la agenda mundial.

El presidente estadounidense ya había amenazado en enero con abandonar el pacto nuclear si sus aliados en Europa, es decir, Francia, el Reino Unido y Alemania, no negociaban, antes del 12 de mayo, un acuerdo suplementario que corrigiese, a juicio de Trump, sus “defectos”.

En la revisión exigida, Washington pretendía incluir cambios sustanciales y restringir el programa de misiles de Irán, propósito que la República Islámica rechazó por completo, argumentando que era un tema de interés nacional vinculado a su “legítima defensa”, el cual no está incluido en el acuerdo nuclear.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

86 − = 76