Antes de la evacuación en las localidades de Yelda, Babila y Beit Sahem, los militantes entregaron al gobierno sirio cientos de armas y municiones, incluidos morteros, ametralladoras, cohetes y granadas de mortero, las cuales muchas eran de fabricación israelí.

Antes de la evacuación en las localidades de Yelda, Babila y Beit Sahem, los militantes entregaron al gobierno sirio cientos de armas y municiones, incluidos morteros, ametralladoras, cohetes y granadas de mortero, las cuales muchas eran de fabricación israelí.

Según informó el viernes la agencia siria oficial de noticias SANA, uno de sus periodistas presente en la zona reportó que los terroristas entregaron una gran variedad de armamentos, incluidas armas producidas por Israel, antes de partir hacia la provincia de Idlib.

En la lista de armas entregadas, añade el texto, se indica ametralladoras, rifles de francotirador, lanzadores de mortero, explosivos improvisados ​​y minas terrestres.

Algunas de estas armas se habían utilizado en ataques recientes contra instalaciones civiles y militares en Damasco, explicó el reportero del medio estatal.

El decomiso de estas armas fue posible porque cientos de rebeldes tuvieron que evacuar las tres ciudades mencionadas al sur de la capital siria conforme a un acuerdo establecido con el Gobierno del presidente Bashar al-Asad.

Dicha retirada responde a la negativa de este grupo de opositores que rechaza cualquier posibilidad de reconciliarse con el Gobierno de Damasco, anota SANA.

Desde que en 2011 estallara la crisis en Siria, las autoridades de este país árabe han acusado en repetidas ocasiones que Israel presta ayuda y suministra armas a los grupos armados contrarios a Damasco.

No quedando corto en sus intenciones desestabilizadoras, los israelíes han suministrado material militar a diferentes grupos terroristas que operan en Siria, como ISIS (Daesh, en árabe) o el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), vinculado a Al-Qaeda.

Los extremistas takfiríes han utilizado estas armas de procedencia israelí en todo el territorio sirio, pero con un mayor uso en Damasco y cerca de los altos del Golán, tierras ocupadas sirias por Tel Aviv.

Compartir: