Durante el control de capacitación de las tripulaciones, que se llevó a cabo por el comandante de aviación de largo alcance de Rusia, el teniente general Serguéi Kobilash, se analizaron los cinco vuelos sobre aguas internacionales que se realizaron en el periodo de invierno (boreal).

Durante el control de capacitación de las tripulaciones, que se llevó a cabo por el comandante de aviación de largo alcance de Rusia, el teniente general Serguéi Kobilash, se analizaron los cinco vuelos sobre aguas internacionales que se realizaron en el periodo de invierno (boreal).

Según el canal ruso Zvezda, los vuelos involucraron los portamisiles estratégicos Tu-160, Tu-95MS, así como los bombarderos de largo alcance Tu-22M3.

En el vídeo, publicado por el medio, se puede apreciar el vuelo del Tu-160 y del Tu-95MS. Además, la grabación muestra el encuentro del Tu-95MS ruso con el caza estadounidense F-22 que se produjo cerca de Alaska el 12 de mayo, filmado desde la cabina del avión ruso.

“Durante este vuelo, nadie interceptó a nadie. Los aviones de la Fuerza Aérea de EEUU acompañaron a nuestros aviones en el espacio aéreo sobre las aguas internacionales”, subrayó Serguéi Kobilash.

Sin embargo, el Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (NORAD, por sus siglas en inglés) utilizó un término más sensacional al informar que los cazas estadounidenses F-22 “interceptaron” dos Tu-95 rusos en la zona de detección de la defensa antiaérea cerca de Alaska.

Los aviones rusos, por su parte, no cruzaron fronteras aéreas ni violaron acuerdos internacionales.

VÍDEO: Su-57 en 60 segundos: Rusia muestra capacidades de su caza más moderno

Los expertos rusos subrayan que los países miembros de la OTAN utilizan arbitrariamente el término ‘interceptación’ para mostrarse como héroes mientras que sus aviones tan solo escoltan a las aeronaves rusas en el espacio aéreo internacional.

Compartir: