Rusia ha suministrado a Siria modernos misiles antitanques guiados (ATGM, por sus siglas en inglés) para incrementar las capacidades defensivas del Ejército sirio después de más de siete años de lucha contra grupos terroristas y los llamados “rebeldes”.

Rusia ha suministrado a Siria modernos misiles antitanques guiados (ATGM, por sus siglas en inglés) para incrementar las capacidades defensivas del Ejército sirio después de más de siete años de lucha contra grupos terroristas y los llamados “rebeldes”.

De hecho, según informó el viernes el portal web Al-Masdar News, el Ejército sirio ya ha comenzado a utilizar uno de estos misiles, la versión más moderna del Kornet-D, en sus operaciones contra los terroristas en varias partes del país.

El tamaño y el rango de alcance de los ATGM varía; algunos lanzadores pueden ser transportados por un solo hombre mientras otros están conformados por grandes montajes que requieren varios equipos para trasladarlos, pueden ser vehículos pesados o aeronaves.

La presencia de pequeños y portables misiles guiados antitanques rusos con potentes ojivas en los complicados campos de batalla ha dado a la infantería la capacidad de causar serios daños a la armadura de los tanques de combate, usualmente con un solo tiro.

Putin: “Rusia atacará blancos militares de EEUU si realiza ataque contra Siria”

Desde el inicio de las operaciones militares de Rusia en Siria, Moscú no ha escatimado esfuerzos a la hora de desplegar en el país árabe equipamiento militar avanzado, incluidos tanques, artillería, aviones y drones (aeronaves no tripuladas).

Mientras que los medios occidentales indican que Moscú utiliza a Siria como un “campo de prueba” de sus armas, Damasco considera “muy constructivos” los ataques antiterroristas de Rusia, una campaña que ha allanado el camino para el avance del Ejército sirio en su lucha contra los grupos terroristas.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró el viernes que la misión antiterrorista de Moscú en Siria continuará mientras la necesiten las autoridades y el pueblo del país árabe, donde muchas de las metas trazadas por Damasco ya se han logrado.

Los militares rusos se encuentran en el territorio sirio desde septiembre de 2015 por invitación del Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, que solicitó la asistencia de Rusia para luchar contra el terrorismo, estabilizar la situación en el país y crear condiciones para una resolución política de la crisis aguda y prolongada.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 77 = 82