Lanzamiento de un misil de crucero Tomahawk desde un destructor estadounidense.

Rusia creará sistemas de lucha radioelectrónica analizando la tecnología aplicada en los misiles estadounidenses Tomahawk derribados en Siria.

En declaraciones ofrecidas este martes a los medios locales, el asesor del primer subdirector general del consorcio ruso de Tecnologías radioelectrónicas (KRET), Vladimir Mijeev, se refirió a los dos misiles de crucero Tomahawk sin detonar que las fuerzas sirias entregaron al Ejército ruso a mediados de abril.

Los misiles fueron hallados después de que EE.UU., el Reino Unido y Francia, bombardearan el pasado 14 de abril objetivos del Ejército sirio so pretexto de un presunto ataque químico registrado en la ciudad de Duma, en la región de Guta Oriental (al este de Damasco).

VÍDEO: Así caza moderno Su-57 ruso ataca contra terroristas en Siria

“Por supuesto, con base en esa experiencia, ya se están preparando proyectos técnicos de nuevos desarrollos, en cuyo marco construiremos nuestros nuevos equipamientos de lucha radioelectrónica teniendo en cuenta todos los datos obtenidos”, ha puntualizado Mijeev, Según HispanTV.

Conforme al representante de la empresa rusa, el análisis de las características de los Tomahawk, incluyendo sus canales de comunicación y transmisión de datos, permitirá “bloquear esos misiles de crucero de una manera aun más eficaz en todas las etapas de su uso militar”.

Mijeev ha vaticinado que la empresa podrá fabricar los nuevos sistemas antimisiles en dos o tres años.

Tras el ilegal ataque a Siria, el Ministerio de Defensa de Rusia informó de que dispararon un total de 103 misiles de crucero y tierra-aire: 71 de ellos fueron derribados por las unidades de defensa antiaérea del Ejército sirio.

En vísperas de esa agresión, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retó a Rusia a prepararse y derribar los “misiles bonitos e inteligentes” que Washington iba a lanzar contra Siria.

Compartir: