Altos mandos militares del Departamento de Defensa de EE.UU. se oponen a una opción militar contra Irán por el poder del país persa, indica Foreign Policy.

Altos mandos militares del Departamento de Defensa de EE.UU. se oponen a una opción militar contra Irán por el poder del país persa, indica Foreign Policy.

“El secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, y sus asesores cercanos creen que el constante debilitamiento de las Fuerzas Armadas de EE.UU. ha aumentado de manera significativa la probabilidad de que su Ejército fracase en una guerra contra Irán”, indica la revista Foreign Policy en un informe publicado el viernes.

Cada día aumenta el número de comandantes militares que no están de acuerdo con desatar un conflicto bélico contra Teherán, agrega el medio estadounidense, que a su vez, asegura la falta de preparación del Ejército estadounidense para encarar tal circunstancia.

“Casi el 30 por ciento de los aviones militares de la Fuerza Aérea de EE.UU. se encuentra en mal estado e inoperativo. El Ejército estadounidense enfrenta además escases de pilotos experimentados”, además de otros problemas, señala el texto.

Irán: ONU debe ejercer un papel serio en la guerra de Yemen

Mattis está de acuerdo con presionar a Irán, no obstante, según el medio, sus preocupaciones sobre una opción militar contra el país persa derivan de las últimas evaluaciones del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) sobre las capacidades de las Fuerzas Armadas de Irán.

Frente a esa postura, Foreign Policy evoca asimismo la opinión de varios otros consejeros —no militares— del presidente estadounidense, Donald Trump, que llaman a un enfrentamiento militar contra Teherán, como el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton. “Bolton está muy enfurecido con Irán, pero condenar a Teherán es un asunto muy diferente a la toma de pasos militares contra el país persa”, matiza.

Conforme a la clasificación del Global Firepower de 2018 (índice global de potencia de fuego), el Ejército de la República Islámica de Irán se encuentra entre los 13 más poderosos del mundo, superando a los de Israel y Arabia Saudí, lo que demuestra que el país persa sostiene un incremento creciente de su poderío militar.

No obstante, las autoridades iraníes aseguran que Teherán “no fortalece su poderío militar para atacar a otros países”, sino su doctrina militar se basa en la defensa y disuasión.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + = 14