Exportaciones españolas valoradas en 18.000 millones de euros corren el riesgo de verse afectadas por las tarifas arancelarias impuestas por estos dos países durante la guerra comercial.

Exportaciones de España valoradas en 18.000 millones de euros corren el riesgo de verse afectadas por las tarifas arancelarias impuestas por estos dos países durante la guerra comercial.

Según el periódico El Economista, las exportaciones españolas con destino a estos dos países no han dejado de crecer en los últimos años. No obstante, las elevadas tarifas arancelarias introducidas por EE.UU. amenazan con paralizar el 4,8% de las exportaciones españolas, con un valor de casi 12.500 millones de euros —más de 14.605 millones de dólares—.

Al mismo tiempo, los gravámenes de China pueden paralizar el 2,3% de las exportaciones de bienes españoles —que han sido estimadas en 5.500 millones de euros, o lo que es lo mismo, más de 6.426 millones de dólares—.

Las tarifas arancelarias a las exportaciones españolas pueden tener repercusiones importantes en la economía del país. En particular, estas medidas son capaces de provocar la aparición de agujeros presupuestarios en numerosos sectores de la economía española.

El sector tal vez más afectado será el alimentario, que ya se ha visto perjudicado por un arancel elevado sobre las exportaciones de aceituna negra.

China advierte a EEUU: luchamos hasta el final de la guerra comercial

El Departamento de Comercio de Estados Unidos finalizó el 12 de junio sus investigaciones antidumping y antisubvenciones que había abierto contra las importaciones de aceitunas negras desde España.

Según la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa), como consecuencia de estas dos investigaciones el país norteamericano impuso un arancel del 34,75% a las importaciones de aceituna negra —frente al 21,6% previsto anteriormente—.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, puso fin el 31 de mayo a la exención temporal del 25% a las exportaciones de acero y del 10% a las de aluminio que había otorgado a México, Canadá, Corea del Sur, la Unión Europea y otros países.

Esta decisión acercó aún más a EEUU y la UE a una guerra comercial.

Compartir: