China está desarrollando para 2030 un nuevo cohete portador de carga pesada tipo “Gran Marcha”, cuya capacidad alcanzará las 140 toneladas para la órbita terrestre baja.

China está desarrollando para 2030 un nuevo cohete portador de carga pesada tipo “Gran Marcha”, cuya capacidad alcanzará las 140 toneladas para la órbita terrestre baja.

Así, el gigante asiático gana la competición con el Space Launch System (SLS), el lanzador de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés), que debe efectuar su primer vuelo en 2020 y que es capaz de portar 130 toneladas, tal y como explicó la agencia oficial china Xinhua. Cabe destacar que el cohete Ariane 5, de Europa, solo puede transportar hasta 20 toneladas.

Según el jefe de la Academia China de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento, Long Lehao, el Gran Marcha-9, tendrá 93 metros de altura y una etapa central de 10 metros de diámetro y cuatro impulsores con un diámetro de cinco metros.

Se desarrollarán también otros modelos de cohetes “Gran Marcha” con diferentes tamaños y diferentes misiones: portar cargas de 44 toneladas a la órbita de transferencia Tierra-Marte (pequeño), 50 para la órbita de transferencia Tierra-Luna (mediano) y 66 para la órbita de transferencia geosincrónica (grande).

Long Lehao explicó que el aparato podría ser utilizado para la exploración del espacio profundo, descensos tripulados sobre la Luna, así como la construcción de una planta de energía solar en el espacio.

VÍDEO: Explota cohete japonés después de su lanzamiento

Los científicos chinos han desarrollado más de 10 tipos de cohetes portadores. El país asiático ha desplegado también alrededor de 400 naves en el espacio, de las cuales más de 60 son satélites comerciales de unos 20 países.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 7 = 16