El Ejército de Irak ha destruido una de las mayores células del grupo terrorista ISIS en la provincia de Kirkuk y ha acabado con 14 de sus miembros.

El Ejército de Irak ha destruido una de las mayores células del grupo terrorista ISIS en la provincia de Kirkuk y ha acabado con 14 de sus miembros.

Medios locales han informado este martes, citando a fuentes de inteligencia, que el líder de la célula es uno de los muertos como resultado de la operación de las fuerzas de seguridad en el norte de Irak.

Por su parte, las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) han anunciado la muerte de su comandante asistente de operaciones del Tigris del Este, Ali Jalifa (también conocido como Abu Zahra al-Abadi), quien fue asesinado en la carretera Tuz Jurmatu-Kirkuk, aunque no han ofrecido más detalles sobre las circunstancias que rodearon su muerte ni si en efecto es resultado del aludido operativo.

No obstante, el portal de noticias local Shafaq News cita a una fuente de inteligencia que asegura que las fuerzas de seguridad iraquíes han matado a 14 milicianos de ISIS (Daesh, en árabe) durante varias operaciones realizadas en Kirkuk.

Indica, además, que el terrorista “Abu Anas al-Iraqi”, quien estuvo involucrado en varios homicidios y secuestros en la provincia, pertenecía a la célula erradicada.

“La red fue cómplice en varios asesinatos, secuestros y el establecimiento de puntos de control falsos en Kirkuk. (Durante las operaciones, las fuerzas de seguridad) descubrieron mapas y planes de ataques terroristas (para llevar a cabo) en la provincia”, ha indicado otra fuente al canal de televisión Al-Sumaria.

Irak trata de impedir posible entrada de 3000 terroristas de ISIS desde Siria

Para eliminar a los remanentes de la banda takfirí, las Fuerzas Armadas de Irak, secundadas por las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi, lanzaron el pasado abril una operación a gran escala en varias zonas del país, operativo que aún sigue en curso.

El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, ordenó operaciones militares en Kirkuk en represalia por la reciente ejecución de ocho iraquíes por parte de los terroristas de ISIS en la provincia.

Los extremistas publicaron un vídeo en el que amenazaban con ejecutar a las víctimas si las autoridades iraquíes no liberaban a las mujeres detenidas afiliadas al grupo. Los cadáveres de los secuestrados fueron encontrados más tarde fuera de Kirkuk.

A finales de diciembre de 2017, Al-Abadi anunció el fin de la guerra contra ISIS en Irak, aunque aun quedan algunos miembros de ISIS en el territorio iraquí, sobre todo en la zona fronteriza con Siria.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

82 + = 88