El grupo terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés) presentó una vez más una propaganda falsa, sosteniendo “llevar la democracia a Irán”.

El grupo terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés) presentó una vez más una propaganda falsa, sosteniendo “llevar la democracia a Irán”.

Pero, el pueblo persa jamás olvidará los crímenes y las violencias que cometieron estos disidentes iraníes en contra de gente común y funcionarios del Gobierno tras la victoria de la Revolución Islámica en 1979.

Ahora, esa banda extinta sueña con hacer un cambio de sistema en Irán, con el apoyo de EE.UU., cuyos funcionarios o exfuncionarios asisten cada año a la reunión de MKO en Francia y reciben miles de dólares para hablar a su favor.

Para presentar a MKO como una buena alternativa para Irán, su actual líder Maryam Rayavi habló el pasado 30 de junio de unos ideales, los cuales se contradicen con la actitud de Muyahidín Jalq durante estas 4 décadas.

Por eso, los iraníes hacen caso omiso a las palabras de Rayavi, cuyos asistentes fueron mayormente polacos, checos, eslovacos, alemanes y sirios que no saben nada de Irán y realizan un viaje turístico a Francia con solo € 25, según el periódico británico The Guardian.

El MKO fue fundado en 1965 y tiene el inusual antecedente de tomar medidas para derrocar tanto al antiguo régimen del rey iraní, Mohamadreza Pahlavi, como a la República Islámica de Irán a través de ataques terroristas.

A principios de la década de 1970, el MKO se embarcó en un programa de asesinatos de funcionarios iraníes así como los funcionarios estadounidenses residentes en Irán.

Estados Unidos y la OTAN buscan establecer bases terroristas en Europa

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 2 = 2