Irán alertó a Arabia Saudí que el acuerdo de suministro firmado el mes pasado por la OPEP no le ha dado luz verde a la monarquía para que eleve la producción del petróleo por encima de sus metas.

Irán alertó a Arabia Saudí que el acuerdo de suministro firmado el mes pasado por la OPEP no le ha dado luz verde a la monarquía para que eleve la producción del petróleo por encima de sus metas.

“La decisión tomada en la 174° Conferencia de la OPEP no otorgó a los Estados miembros el derecho a exceder su nivel de producción por arriba de la cuota asignada ni el derecho a redistribuir la cuota de recorte en la producción entre los miembros”, señaló el ministro iraní de Petróleo, Bijan Zanganeh, en una carta dirigida al ministro de Energía saudí, Khalid al-Falih, según Reuters.

“Los países miembro se comprometieron a lograr un nivel de conformidad de ajuste de la producción del 100 por ciento, a partir del 1 de julio del 2018”, recordó Zanganeh para luego advertir que  la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sufrirá si sus integrantes no se apegan al compromiso asumido en relación con la producción petrolera.

El ministro iraní consideró una violación el aumento de la producción petrolera de Riad y agregó que “nos preocupa que esta violación pueda continuar en los próximos meses y que vaya en contra del acuerdo adoptado en la conferencia de la OPEP”.

El ministro de Energía saudí, que ejerce como presidente de  un comité conjunto de la OPEP y los aliados fuera del grupo que supervisa el cumplimiento de los compromisos de producción, anunció la semana pasada que ya no se informarán los niveles de conformidad.

“Se adoptará el cambio de informar la conformidad de cada país a reportar la conformidad general (…) los países se esforzarán por cumplir el nivel general de conformidad, ajustado voluntariamente al 100 por ciento a partir de julio de 2018”, dijo Al-Falih.

¿Qué ocurre si Irán cierra el estrecho estratégico de Ormuz?

Estados Unidos urgió el pasado junio a todos los países importadores del petróleo iraní a poner fin a la compra de crudo a Teherán, en un intento para presionar a Teherán y obligarlo a aceptar la renegociación del acuerdo nuclear.

A cambio, Washington pidió a Riad aumentar sus exportaciones petroleras para compensar la escasez en la demanda del mercado en caso de que las exportaciones de crudo de Irán caigan.

Compartir: