Irán condenó la nueva ley de Nación-Estado judía, aprobada hace dos días por el Parlamento israelí, y la calificó de “racista”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores iraní desestimó como “una broma” las alegaciones de que Rusia ha mediado conversaciones indirectas entre Irán e Israel.

“Las afirmaciones de esta naturaleza nunca pueden ser ciertas”, reaccionó con estas palabras el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qassemi, a los periodistas en una conferencia de prensa el lunes, según PressTV.

Qasemi agregó que “las noticias como esta suenan más como una broma para aquellos que conocen la política exterior de Irán”.

El diario kuwaití Al-Jarida afirmó el viernes que Moscú había organizado conversaciones indirectas entre Teherán y Tel Aviv sobre una serie de cuestiones, incluido el programa nuclear de Irán y su presencia militar en Siria.

La fuente alegó que las recientes visitas del alto asesor del líder iraní Ali Akbar Velayati y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a Rusia se produjeron en el mismo contexto.

“Rusia transmitió las demandas israelíes a Teherán y le pidió que enviara a un representante con plena autoridad para que las partes lleguen a una solución” sobre la presencia militar de Irán en Siria, citó el diario a un diplomático anónimo.

Israel revela por qué teme una guerra con Irán y Siria

El presidente ruso se reunió el 12 de julio con Velayati. Un día antes, había sostenido un encuentro con Netanyahu.

Según Teherán, Velayati se reunió con las autoridades rusas para transmitirles un mensaje del líder iraní, el Ayatolá Seyed Ali Jamenei. Por su parte, Netanyahu anunció que había pedido a Putin la retirada de las fuerzas iraníes que están desplegadas en Siria.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, destacó este lunes que Putin mantiene estrechos contactos con los representantes de Israel e Irán para reducir las tensiones sobre Siria.

Compartir: