La Justicia turca condena a Canan Coskun, periodista del diario opositor turco Cumhuriyet, a dos años y tres meses de cárcel por entrevistar a unos detenidos durante protestas antigubernamentales.

La Justicia turca condena a Canan Coskun, periodista del diario opositor turco Cumhuriyet, a dos años y tres meses de cárcel por entrevistar a unos detenidos durante protestas antigubernamentales.

El cargo que pesa sobre Coskun es “atacar a funcionarios en su lucha contra el terrorismo” por haber entrevistado a unos arrestados que habían asistido a movilizaciones contra las medidas represivas del gobierno, según Reuters.

“Otro castigo para la libertad de prensa (…) Escribir una noticia y ser un periodista es suficiente para un tribunal para asumir una ‘visión negativa'”, denunció en Twitter el parlamentario del principal partido opositor Sezgin Tanrikulu.

Hace meses, un tribunal turco condenó a prisión a catorce trabajadores del diario ‘Cumhuriyet’, una de las pocas cabeceras que siguen siendo críticas con el Gobierno turco, por cargos de terrorismo y por apoyar al clérigo islámico turco Fethulá Gulen, asentado en Estados Unidos y al que el Ejecutivo de Ankara acusa de ser el impulsor del fallido golpe de Estado de julio de 2016.

Fuerzas turcas matan a un niño sirio en las fronteras

La ONG Reporteros Sin Fronteras situó en abril pasado a Turquía en el puesto número 157 de un total de 180 países analizados en su informe anual sobre la libertad de prensa y señaló que cerca del 90 por ciento de la cobertura de los periódicos es progubernamental.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que logró su reelección en junio tras introducir un nuevo sistema político basado en una Presidencia con amplias competencias ejecutivas, ha cargado en reiteradas ocasiones contra los medios de comunicación por cuestionar la purga que ha llevado a cabo el Gobierno en relación con la asonada castrense, que ha supuesto el cese y el arresto de miles de funcionarios y altos cargos, y por sus objeciones a las operaciones militares turcas el norte de Siria.

Compartir: