Si EE.UU. no colabora con Rusia para resolver el problema de refugiados en Siria, debe retirar sus fuerzas del país árabe, declaró el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, general mayor Ígor Konashénkov.

Si EE.UU. no colabora con Rusia para resolver el problema de refugiados en Siria, debe retirar sus fuerzas del país árabe, declaró el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, general mayor Ígor Konashénkov.

Konashénkov comentó de esta manera las declaraciones del general Joseph Votel, jefe del Mando Central (CENTCOM) de las Fuerzas Armadas de EE.UU., quien el lunes pasado expresó sus dudas sobre una posible colaboración con Rusia para facilitar el regreso de los refugiados sirios a su patria, debido al apoyo que presta Moscú al Gobierno de Damasco, según la agencia de noticias Sputnik.

El militar ruso subrayó que “no hay ninguna justificación jurídica para que las tropas estadounidenses continúen sus operaciones en Siria”.

“En esta situación las fuerzas estadounidenses tienen solo una oportunidad para quedarse en Siria, que es empezar a cooperar con Rusia y el Gobierno legal del país para facilitar el regreso de los refugiados y los desplazados a sus hogares”, dijo.

Konashénkov destacó que si Estados Unidos no ve oportunidades para cooperar con Rusia sobre este tema, lo mejor sería “no obstaculizar el proceso pacífico y empezar una retirada acelerada de las tropas norteamericanas del territorio sirio”.

El general mayor ruso apuntó que con sus declaraciones Votel “desacreditó la posición oficial de su comandante supremo, sino también agravó el problema de la legitimidad” de la presencia estadounidense en Siria.

Tras la cumbre de Helsinki con el líder estadounidense, Donald Trump, el presidente ruso, Vladímir Putin, sugirió que Moscú y Washington podrían tomar el liderazgo del proceso para la repatriación de los refugiados sirios.

El mandatario ruso remarcó que si se ayuda a los refugiados sirios concentrados actualmente en Turquía, Líbano y Jordania a regresar a su patria, se reducirían drásticamente los flujos migratorios a la Unión Europea.

El 20 de julio, el Centro Nacional de Defensa de Rusia anunció el envío de una serie de propuestas a Estados Unidos para organizar el regreso de los refugiados a Siria.

¿Qué es la “nueva trampa” de EEUU para Rusia en Siria?

Hace tiempo que en EE.UU. hay declaraciones contradictorias sobre la necesidad de abandonar Siria. Así, a principios de julio, el presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que esperaba alcanzar un acuerdo con Rusia sobre la retirada de las tropas de EE.UU. de Siria.

No obstante, el 15 de julio, el asesor de la Casa Blanca para temas de Seguridad Nacional, John Bolton, afirmó en una entrevista con la cadena CBS News que las fuerzas estadounidenses permanecerían en Siria hasta que hubiera sido totalmente eliminada la presencia del grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe) y “la amenaza iraní”.

Tanto Damasco, como Moscú han afirmado en repetidas ocasiones que la coalición antiterrorista encabezada por EE.UU. opera en Siria de modo ilegal, dado que no dispone de la aprobación del Gobierno.

 

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 5 = 4