Una agencia de casting causó polémica al ofrecer 22 euros a cada figurante que acuda a una protesta contra la visita del emir de Catar al Reino Unido.

Una agencia de casting financiada por el dinero saudí causó polémica al ofrecer 22 euros a cada figurante que acuda a una protesta contra la visita del emir de Catar al Reino Unido.

De acuerdo con The Guardian, se han lanzado además acusaciones de que los países del Golfo enemigos de Catar están pagando a manifestantes para que se opongan a las actividades del país y para que creen la impresión de una oleada de apoyo británico a las protestas contra Catar.

“Esto NO es una producción de cine o televisión”, advertía el anuncio que puso la agencia de casting Extra People, ofreciendo 20 libras (22 euros) a quienes quisieran participar. “La empresa busca un grupo grande de gente que ocupe el espacio frente a Downing Street durante la visita del presidente de Quatar [sic]. No hay que hacer ni decir nada, sólo quieren llenar el espacio”.

Un diplomático catarí apunta a los rivales de Catar en su región, que desde el año pasado han impuesto un bloqueo económico que ha generado una agresiva y costosa guerra mediática que se lleva adelante mediante grupos de presión, anuncios en internet y filtraciones a periodistas en Reino Unido y Estados Unidos.

Arabia Saudí compra al Reino Unido 48 cazas Typhoon

“Los países que están realizando el bloqueo tienen un largo historial de utilización de manifestantes pagados para intentar desacreditar a aquellos que no están en su línea”, afirma el diplomático catarí. “A pesar de sus últimos intentos por difundir mentiras respecto a Catar, la visita de su alteza el emir ha fortalecido la amistad histórica y estratégica entre Catar y Reino Unido”, añade.

Más tarde, la agencia de casting retiró el anuncio y dijo que no quería involucrarse en el evento, que coincidía con la reunión de Tamim bin Hamad Al Thani con la primera ministra Theresa May.

“Tras obtener más información sobre el evento, lo cual lamentablemente sucedió después de publicar la convocatoria a nuestros artistas, comenzamos a comprender lo que el cliente pretendía conseguir con la contratación de nuestros servicios”, señaló un portavoz de la agencia.

La agencia no ha querido identificar a su cliente, pero asegura que dieron marcha atrás cuando se dieron cuenta de que el acto consistía en llevar extras a una protesta a las puertas de Downing Street.

El anuncio plantea cuestiones sobre la creciente influencia del dinero del Golfo en Reino Unido, en medio del actual conflicto político entre Catar y Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí. Este episodio llega tras un acuerdo del periódico the Independent que concede licencias de sus marcas a una editorial cercana al Gobierno saudí con el objetivo de producir versiones de sus publicaciones en Oriente Medio.

Compartir: