El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, destacó el papel constructivo que desempeña Irán en la región.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha comenzado a rogar a los miembros que donen más fondos mientras que el organismo se acerca a una inminente bancarrota.

En una carta enviada esta semana al personal de la ONU, Guterres admitió que la “situación financiera de la entidad le preocupa”, pues considera los pagos atrasados como la raíz del problema.

“Nunca había enfrentado una situación tan difícil en su flujo de caja tan temprano en el año natural”, afirmó el máximo responsable de la ONU.

Guterres continuó diciendo que la organización tomará medidas para reducir los costos, de una manera que no afecte su misión y también propondrá varios pasos para fortalecer la estabilidad financiera, informó Foxnews.

Las amenazas de la Administración Trump para recortar los fondos recaudados por EE.UU. no parecen estar directamente relacionadas con la crisis del efectivo, agrega la fuente.

Si bien el Gobierno estadounidense ha estado observando cuidadosamente sus pagos a varios fondos y agencias de las Naciones Unidas, Washington aún no ha reducido ni retrasado sus pagos. Estados Unidos, que es responsable por un 22 por ciento del presupuesto, tradicionalmente paga más tarde debido a su año fiscal.

ONU: Más de 7000 niños han perdido la vida durante conflicto sirio desde 2013

“El retraso en el pago tiene un impacto fuerte en nuestro flujo de efectivo y como el resultado un impacto en nuestra capacidad de cumplir misiones”, dijo el jueves la portavoz del Secretario General, Stephane Dujarric.

Hugh Dugan, un ex diplomático estadounidense en la ONU, dijo que otros países podrían estar imitando lo que se percibe como el retroceso de Estados Unidos de sus compromisos al cuerpo internacional.

“Una mirada al registro muestra que Trump ha continuado financiándolo en niveles históricos, lo eligió para sancionar a Corea del Norte y lo usa como una plataforma para defender a Israel. No obstante, en la arena internacional existe una percepción, intensificada por la administración de Trump, que EE.UU. se ha alejado de la ONU”, dijo Dugan, el también profesor de la Escuela de Diplomacia y Relaciones Internacionales de la Universidad Seton Hall.

“Otros países siguen los pasos de Estados Unidos y lo que escuchan les ha llevado a reducir el apoyo y sus contribuciones financieras al organismo internacional”, agregó el profesor.

A principios del año en curso, Washington detuvo fondos a la agencia de la ONU para refugiados palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés).

El embajador de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, instó el martes a los estados árabes a proporcionar más fondos para los palestinos.

“Los estadounidenses son personas muy generosas. Somos humanitarios y seguimos buscando maneras de ayudar al pueblo palestino, cuya difícil situación nos preocupa genuinamente (…) pero no somos tontos. Si extendemos la mano en la amistad y la generosidad, no esperamos que muerdan nuestra mano. Y al extender nuestra mano, también esperamos que otros también amplíen la suya”.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + = 6