La última prueba del misil balístico intercontinental estadounidense Minuteman III acabó en fracasó la madrugada de este martes.

La última prueba del misil balístico intercontinental estadounidense Minuteman III acabó en fracasó la madrugada de este martes.

Mientras el misil estaba sobrevolando el océano Pacífico, fueron detectadas ciertas anomalías, por lo cual  se envió al Minuteman III un comando de autodestrucción a las 4:42 (hora local), según un comunicado emitido el 31 de julio por el Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, según RT.

“Una anomalía es cualquier evento inesperado durante la prueba”, explica el comunicado. “Dado que las anomalías pueden surgir de muchos factores relacionados con la plataforma operativa en sí, o el equipo de prueba, se necesita un análisis cuidadoso para identificar la causa”, reza el documento.

El lanzamiento fallido del misil balístico intercontinental Minuteman III resultó ser la primera prueba fracasada de este proyectil desde 2011. Así lo confirmó a la agencia TASS el portavoz del citado Comando de Ataque Global, Joe Thomas.

“Correcto”, respondió Thomas a la solicitud de confirmar que se trataba de la primera prueba fallida de un Minuteman III desde 2011.

Este año, EE.UU. realizó pruebas exitosas del Minuteman III, un veterano de la Guerra Fría, en abril y en mayo.

EEUU prueba un misil nuclear de la Guerra Fría

Los proyectiles de esta familia están en servicio en EE.UU. desde 1970 y son los únicos balísticos de ese país con base en tierra.

Washington cuenta en su inventario con unos 450 misiles Minuteman III.

La Fuerza Aérea estadounidense planea mantenerlos en servicio hasta al menos 2030, y sustituirlos entonces por un nuevo proyectil, que por ahora se conoce como misil de Disuasión Estratégica con Base en Tierra (Ground Based Strategic Deterrent).

Compartir: