Las autoridades chinas han empezado a controlar con tarjetas provistas de posicionamiento GPS a miles de musulmanes del país que viajan a La Meca (Arabia Saudí) en las proximidades del preceptivo periodo de peregrinación o

Las autoridades chinas han empezado a controlar con tarjetas provistas de posicionamiento GPS a miles de musulmanes del país que viajan a La Meca (Arabia Saudí) en las proximidades del preceptivo periodo de peregrinación o “Hach”.

El objetivo de este programa piloto, que proveerá de estas tarjetas a 3.300 peregrinos, es “hacer que el viaje sea mejor y más seguro”, aunque también podría ayudar a que las autoridades de China controlen los movimientos de esos viajeros, según el periódico Global Times, citado por la agencia de noticias Infobae.

La tarjeta dispone de un botón de emergencia por el que puede avisarse a responsables de la Asociación Islámica de China, dependiente del Partido Comunista y organizadora de estos viajes de peregrinación anuales.

Organizaciones de la minoría étnica uigur en el exilio acusan al régimen comunista de continuas represiones a su cultura y su religión, bajo la excusa de luchar contra el independentismo, el separatismo y el extremismo.

Catar niega haber impedido a sus ciudadanos realizar el Hach

Este año viajarán a la ciudad santa del Islam en el período de peregrinación (que este año es del 19 al 24 de agosto) unos 11.500 chinos de religión musulmana en diferentes grupos, algo menos que los 12.800 del pasado año.

Se calcula que unos 20 millones de chinos practican la religión musulmana, en su mayoría pertenecientes a minorías étnicas como los uigures, los hui, los kazajos o los tayikos, entre otros.

Compartir: