El Parlamento de Turquía advirtió que las sanciones de Estados Unidos contra Ankara se convertirán en una guerra económica entre los dos países.

El Parlamento de Turquía advirtió que las sanciones de Estados Unidos contra Ankara se convertirán en una guerra económica entre los dos países.

El presidente del Parlamento turco, Binali Yildirim, aseguró que la actitud hostil y las sanciones que EE.UU. aprobó contra Rusia, Irán y Turquía resultan poco efectivas.

“Esa actitud hostil en contra de Irán, Rusia y ahora contra Turquía, que se encuentran en el espacio Euroasiático, se está agravando a diario, pero no resulta efectiva debido a la cooperación estrecha y la solidaridad de nuestros países”, dijo Yildirim, citado por la agencia turca Yenisafak.

Hace días, Estados Unidos consideró a Turquía como una amenaza para la “seguridad nacional” y ordenó un incremento de los aranceles a las importaciones de acero y aluminio. La medida generó un desplome de la moneda turca.

Washington adoptó la medida después de que amenazara hace dos semanas a Ankara con sanciones por el caso del pastor estadounidense Andrew Brunson.

“Cállate”, le dice el portavoz de Erdogan al senador estadounidense

El religioso fue encarcelado en octubre de 2016 por sus presuntos vínculos con el movimiento del clérigo Fethullah Gulen y por apoyar al Partido de los Trabajadores del Kurdistán, reconocido como terrorista por Ankara.

Estados Unidos exigió la liberación de Brunson, pero Turquía rechazó la demanda. En reacción, el 1 de agosto, el Departamento de Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones a los ministros de Justicia y del Interior de Turquía por el papel que jugaron en la detención del pastor.

Compartir: