La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, afirmó que

EE.UU. ha vuelto a pronunciarse en contra de la compra de sistemas antiaéreos rusos S-400 por parte de Turquía, así como de otros socios y aliados en todo el mundo, según se desprende de las declaraciones de Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado, en una reciente rueda de prensa.

La representante oficial ha sido consultada sobre los planes de Rusia de entregar el primer lote de estos sistemas a Ankara en 2019. Nauert señaló que eso sería “una preocupación” para EE.UU., ya que “va en contra de nuestra política que un aliado de la OTAN, como lo es Turquía, utilice un sistema S-400”.

“Parte del problema con eso es que no son interoperables con otros sistemas de la OTAN. Entonces estamos en contra de que algunos de nuestros socios y aliados en todo el mundo potencialmente compren los S-400”, agregó.

Al ser consultada sobre si otros países serían sancionados por una compra semejante, la oficial indicó que “hemos dejado muy claro qué es lo que podría desencadenar sanciones para otros países y entidades de todo el mundo”.

Vídeo: Así destruye S-400 ruso aviones de EEUU y el Reino Unido en Siria

“Un buen satélite hace lo que se le dice”

Los planes de entregar los S-400 rusos a Turquía ya causaron descontento a Washington, que amenazó con la imposición de sanciones unilaterales contra Ankara y con no entregarle los aviones de combate F-35 ya adquiridos.

Al respecto, el exdiplomático estadounidense Jim Jatras afirmó a RT en inglés que el problema no radica en la interoperabilidad, ya que “hay muchos países que adquirieron equipamiento militar de varias fuentes diferentes”.

“Realmente no tenemos aliados, tenemos satélites y un buen satélite hace lo que se le dice”, opinó irónicamente. “Y si este no quiere comportarse como un buen satélite, sacamos un gran palo y lo amenazamos”, concluyó.

Compartir: