Los ‘hackers’ han vendido datos personales de cientos de miles de militares de Israel tras infiltrarse en los sistemas de seguridad del ejército israelí.

Los ‘hackers’ han vendido datos personales de cientos de miles de militares de Israel tras infiltrarse en los sistemas de seguridad del ejército israelí.

Las autoridades israelíes han identificado a cuatro personas involucradas en un ‘hackeo’ masivo de la base de datos de reclutamiento de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

La empresa delictiva estaba encabezada por dos civiles y dos soldados de las FDI que tenían información privilegiada para acceder a los archivos de miles de soldados listos para alistarse en las fuerzas armadas entre 2011 y 2014, recogen medios locales.

Según los hallazgos, se habría sustraído y vendido a terceros información que incluía datos personales de reclutas nacidos entre 1988 y 1993; sus detalles de contacto, número de niños en sus familias y el papel designado para cada uno en las Fuerzas Armadas.

VÍDEO: Soldado israelí llora de miedo y se niega a ir a Gaza

La filtración pasó inadvertida durante años, hasta que cientos de quejas de exmilitares sobre molestas llamadas de telemercadeo comenzaron a acumularse en 2011.

De acuerdo con las denuncias, los estafadores pasaban por funcionarios de organizaciones para uniformados retirados que ofrecían una gama de servicios y productos a bajo precio.

La justicia de Israel logró recopilar evidencia del ‘hardware’ incautado e interrogar a los sospechosos, que fueron acusados de violación de la privacidad, conspiración y soborno.

Compartir: