Las fuerzas israelíes demolieron esta mañana la casa de una familia palestina en la aldea de Kobar, ubicada en el distrito de Ramalá, en Cisjordania ocupada.

Las fuerzas israelíes demolieron esta mañana la casa de una familia palestina en la aldea de Kobar, ubicada en el distrito de Ramalá, en Cisjordania ocupada.

Según los testigos, aproximadamente 20 vehículos blindados acompañaron esta mañana un buldócer para destruir una casa, bajo el pretexto de que Mohammed Dar Youssef, de 17 años, había vivido allí cuando mató a principios de julio a un colono en un asentamiento ilegal.

Dar Youssef fue asesinado el mismo día, en la escena del incidente, precisamente en el asentamiento ilegal de Adam, ubicado en Cisjordania.

Embajador de EEUU ante Israel: Tel Aviv puede mantener colonias ilegales en Cisjordania

Los lugareños indican que un avión de reconocimiento estaba volando sobre Kobar durante la demolición del mencionado edificio, según informó Middle East Monitor.

Los palestinos protestaron contra el acto brutal de sionistas, que se considera un acto de “castigo colectivo” y, obviamente, contrario a las leyes internacionales. Las fuerzas israelíes además dispararon munición real, balas de metal recubiertas de goma y tiraron bombas de gas lacrimógeno y granadas aturdidoras contra los manifestantes palestinos.

Compartir: