Geert Wilders, un reconocido islamófobo holandés, ha cancelado un polémico concurso de caricaturas del profeta Mahoma previsto para el próximo 10 de noviembre.

Geert Wilders, un reconocido islamófobo holandés, ha cancelado un polémico concurso de caricaturas de Mahoma, profeta del Islam, previsto para el próximo 10 de noviembre.

Wilders, quien durante años ha vivido bajo fuerte protección de las fuerzas de seguridad debido a las protestas y críticas en su contra a raíz de su feroz retórica anti-Islam, afirmó que no quiere que otras personas corran peligro por las eventuales consecuencias del controvertido concurso.

Según el portal británico The Guardian, el anuncio del concurso desató furiosas protestas en Pakistán, mientras el propio Wilders recibió una supuesta amenaza de muerte por parte de un hombre de 26 años, que fue arrestado el martes en La Haya.

“No se trata solo de mí”, dijo Wilders en su comunicado, para luego admitir que “quienes se oponen al evento no solo me ven a mí, sino a toda Holanda” como culpable.

La islamofobia en el Reino Unido alcanza un nivel récord

El Gobierno holandés también se había distanciado de los organizadores del concurso. El primer ministro Mark Rutte cuestionó los motivos de Wilders. “Su objetivo no es tener un debate sobre el Islam. Su objetivo es provocar” a los musulmanes, denunció.

Compartir: