El Ministerio ruso de Asuntos Exteriores reconoció que Estados Unidos y sus aliados tienen la capacidad de preparar un ataque contra Siria durante 24 horas.

El Ministerio ruso de Asuntos Exteriores reconoció que Estados Unidos y sus aliados tienen la capacidad de preparar un ataque contra Siria durante 24 horas.

“(Estados Unidos) puede reunir un grupo de ataque en las costas de Siria en tan solo 24 horas”, advirtió la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, cuyas declaraciones fueron recogidas por RT.

Zajarova hizo esos comentarios cuando estaba advirtiendo sobre el plan de Washington para realizar un ataque químico de bandera falsa en Siria.

“Juzgando por los preparativos de las Fuerzas Armadas de EE.UU. en la región de Oriente Medio, no se excluye la posibilidad de nuevos ataques con misiles contra objetivos en Siria”, explicó.

La vocera detalló que “actualmente, el grupo de ataque de EE.UU., Francia y el Reino Unido consta de aviones de aviación estratégica y táctica en las bases de Jordania, Kuwait y Creta. Cuenta con unos 70 portadores, 380 misiles alados aerotransportados y dos destructores estadounidenses Carney y Ross, cada uno con 28 misiles Tomahawk a bordo”.

EEUU amenaza con atacar Siria “más fuerte que antes”

En los últimos días, Rusia y Siria han alertado en ocasiones que la Casa Blanca y sus aliados están preparando un falso ataque químico en la provincia de Idlib para luego acusar a Damasco de perpetrarlo y así justificar una intervención militar en el país árabe.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó en abril de 2017 bombardear con misiles la base de las fuerzas gubernamentales sirias en Shairat, provincia de Homs. Lo hizo después de que la oposición siria informara de 80 muertos y 200 heridos tras un presunto ataque con armas químicas en la ciudad de Jan Sheijun de la provincia de Idlib.

Desde 2011 y el inicio de la crisis siria, los grupos armados sirios y sus patrocinadores en el Occidente han acusado en numerosas ocasiones a Damasco de perpetrar ataques químicas, una acusación rechazada tanto por las autoridades sirias como las rusas.

Siria y Rusia abogan por investigaciones independientes sobre el presunto uso de agentes químicas y piden que cualquier pesquisa se realice sobre el terreno, sin embargo, hasta ahora no se ha realizado tal investigación.

Moscú y Damasco critican a los países occidentales por lanzar acusaciones contra las fuerzas sirias sin ninguna prueba y consideran que Estados Unidos y sus aliados inventan excusas para intervenir en Siria, especialmente después de las recientes derrotas de los grupos armados en el campo de batalla.

Compartir: