Estados Unidos ha sancionado a seis individuos y tres entidades por su presunto involucramiento en el envío de petróleo a Siria.

EE.UU. ha sancionado a seis individuos y tres entidades por su presunto involucramiento en el suministro de petróleo a Siria en oposición al paquete de sanciones estadounidenses vigente contra el Gobierno de Bashar al-Asad.

El propósito de estas restricciones corresponde a “alertar a las personas a nivel global de los significativos riesgos de sanciones estadounidenses a las partes involucradas en cargamentos de petróleo a Siria”, reza un comunicado conjunto del Departamento del Tesoro y la Guardia Costera estadounidense.

EE.UU. está comprometido a interrumpir el apoyo financiero ilícito y de otro tipo al Gobierno sirio, [incluyendo] el transporte de petróleo a los puertos controlados y operados por el Estado, independientemente de la ubicación o la nacionalidad de quienes faciliten dicho apoyo”, afirman esas entidades.

Rusia advierte a EEUU de no ‘jugar con fuego’ por sanciones

Sanciones a Rusia

Según trascendió, un ciudadano y dos compañías de Rusia forman parte de la lista de afectados por esta medida; en concreto, las empresas Global Vision Group y Promsyryeimport y el primer subdirector de esa compañía, Andréi Dogaev.

El Tesoro afirma que ellos están envueltos en un “complejo y maligno esquema” que involucra la importación de crudo a Siria y la posterior transferencia de efectivo de Damasco a Teherán, específicamente hacia Hamás y Hezbolá.

En concreto, se acusa a esas partes rusas de recibir dinero de Irán a través de compañías designadas como humanitarias, para luego transportar el petróleo hacia puertos sirios. De acuerdo con el Tesoro, los barcos rusos han intentado ocultar el origen de su carga apagando sus sistemas de rastreo por GPS.

Compartir: