El prominente senador estadounidense Lindsey Graham aseguró que sin el apoyo de su país a Riad, los saudíes hablarían persa en una semana, en referencia a la incapacidad de la monarquía ante la influencia de Irán en la región.

El prominente senador estadounidense Lindsey Graham aseguró que sin el apoyo de su país a Riad, los saudíes hablarían persa en una semana, en referencia a la incapacidad de la monarquía ante la influencia de Irán en la región.

En una entrevista con Fox News, Graham arremetió otra vez de una manera muy tajante contra el príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman, por el asesinato del periodista saudí crítico con los Al Saud Jamal Jashoggi.

Graham describió al líder de facto de Arabia Saudí como una “bola de destrucción” y “un loco que mató a Jashoggi brutalmente dentro de su consulado en Estambul.

El senador republicano por el estado de Carolina del Sur denunció las amplias violaciones de derechos humanos por parte de Arabia Saudí y recordó que el caso de Jashoggi no es un caso aislado.

“Jashoggi no fue la única persona atacada. Hay también otras que fueron arrestadas fuera del país (…) Detuvieron a un primer ministro, que es lo más extraño que he visto en 20 años”, señaló en alusión del secuestro del primer ministro libanés, Saad Hariri, por parte de Riad.

Graham agregó que “el ejército saudí no puede luchar, y Arabia Saudí le suministra a Estados Unidos solo el 9 por ciento del petróleo total que importa”.

Muchos senadores estadounidenses, entre ellos republicanos, presionan al presidente Donald Trump para que castigue a Arabia Saudí, una petición que rechaza el magnate bajo la excusa de que no quiere dañar lazos comerciales con el Reino del desierto.

Senadores de EEUU culpan a Bin Salman por asesinato de Jashoggi

El 2 de octubre, el periodista saudí Yamal Jashoggi, columnista de The Washington Post residenciado en EE.UU., desapareció después de entrar en el consulado de Arabia Saudí en Estambul. Dos semanas después, Riad admitió que Jashoggi murió dentro de la misión diplomática. Según su “investigación preliminar”, falleció como resultado de “una pelea”, mientras distintos medios informaban que las autoridades turcas disponían de pruebas que apuntaban a que Jashoggi fue asesinado y desmembrado en el consulado.

Compartir: