Una niña migrante de siete años muere de deshidratación y ‘shock’ en un centro de detención donde estaba retenida por entrada ilegal en EE.UU.

Una niña migrante de siete años muere de deshidratación y ‘shock’ en un centro de detención estadounidense donde estaba retenida por entrada ilegal en EE.UU.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) ha anunciado este jueves la muerte de la menor, de nacionalidad guatemalteca, precisando que ella fue detenida junto con su padre y un gran número de indocumentados al sur de Lordsburg, en Nuevo México (EE.UU.).

De acuerdo con el informe, la Patrulla Fronteriza estadounidense tomó a la niña bajo la custodia alrededor de las 10 p.m. del día 6 de diciembre y más de ocho horas después, ella comenzó a tener convulsiones a las 6:25 a.m., de acuerdo al diario local The Washington Post.

El personal de emergencias que llegó poco después midió la temperatura de su cuerpo en 40.9 grados centrigrados, y, “según se informa, no había comido ni consumido agua durante varios días”.

La niña sufrió un paro cardíaco poco después de ser trasladada al hospital de El Paso, aunque “fue revivida”, según la CBP. “Sin embargo, ella no se recuperó y murió en el hospital menos de 24 horas después de ser ingresada”, agrega la oficina.

La CBP está investigando el incidente pero aún no ha aclarado si los agentes de la oficina le proporcionaron agua y alimentos a la niña o si fue pasado por un examen médico cuando fue trasladado al centro de detención fronterizo.

VÍDEO: Lanzan niños migrantes desde muro de 5 metros en EEUU

Este incidente trágico se ha dado a conocer justo cuando se hizo viral un vídeo que muestra el momento en que una adolescente guatemalteca de 14 años de edad que viaja con su madre cae de cinco metros de altura al saltar la valla fronteriza de San Luis (EE.UU.).

La menor se está recuperando en un hospital de Phoenix de varias vértebras rotas, reportaron los medios locales.

Estos incidentes pueden aumentar las críticas contra el presidente estadounidense, Donald Trump, que ha aplicado un enfoque muy duro hacia los inmigrantes indocumentados, a los que califica de delincuentes.

De acuerdo con un informe del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense la patrulla fronteriza arrestó a más de 50 000 inmigrantes solo en el pasado mes de noviembre, un nuevo récord desde que Trump llegó a la Casa Blanca.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 2 = 7