Estados Unidos se queda aislado otra vez ante la Asamblea General de la ONU, compuesta por 193 países y donde se adoptó una resolución sobre la lucha contra el acoso sexual y la violencia contra las mujeres.

Estados Unidos se queda aislado otra vez ante la Asamblea General de la ONU, compuesta por 193 países y donde se adoptó una resolución sobre la lucha contra el acoso sexual y la violencia contra las mujeres.

181 países votaron a favor de una resolución anual sobre el trabajo de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), mientras tres se abstuvieron y solo Estados Unidos y Hungría votaron en contra de la misma, generalmente aprobada por consenso durante más de 60 años, según The Washington Post.

La administración de Donald Trump insistía en quitar de esta resolución no vinculante las menciones sobre el acceso a los servicios de salud reproductiva, el aborto seguro o el derecho de las mujeres a decidir libremente sobre cuestiones vinculadas a su sexualidad.

Francia y Holanda son los dos principales promotores de la resolución, que por primera vez tras la emergencia del movimiento #MeToo, menciona la lucha contra el acoso sexual.

Nueva encuesta indica la crisis de favorabilidad de Trump

Varias fuentes, citando a diplomáticos de la ONU, aseguran que partidarios ultraconservadores del vicepresidente Mike Pence, opuesto abiertamente al aborto, estaban detrás de los esfuerzos de Estados Unidos para atenuar la resolución.

En 2017, la Casa Blanca suspendió su contribución al Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), que permite a algunos países beneficiarse de servicios de planificación familiar.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

26 − = 18