La presencia estadounidense en Siria no es propicia para alcanzar los objetivos de una solución política y diplomática para crisis siria, dice el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

La presencia estadounidense en Siria no es propicia para alcanzar los objetivos de una solución política y diplomática para crisis siria, dice el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Así lo dijo el viernes Peskov subrayando que Moscú es consciente de la situación en ciertos sectores de Siria controlados por EE.UU., donde ellos (estadounidenses) están creando un desastre humanitario, armando a los terroristas y entrenando a los nuevos grupos milicianos.

“Estoy hablando de la región adyacente a las fronteras con Jordania e Irak”, indicó Peskov en referencia a la base de Al-Tanf, en el este de Siria, donde los militares estadounidenses operan activamente.

Asimismo, el vocero del Kremlin describió como “curiosas” las últimas publicaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre el tema.

“Somos conscientes de los mensajes del presidente de EE.UU., que dice que Washington está retirando sus tropas de Siria y comenzará una nueva fase. Todavía no tenemos ninguna idea de qué tipo sería la fase”, añadió, según Al Shargh Al-Awsat.

Trump anunció el miércoles que la misión estadounidense en Siria se cumplió, y que los militares de Washington iniciarán un retiro inmediato del país.

Peskov también reiteró que la presencia militar de EE.UU. y las operaciones de combate de aviones estadounidenses en el territorio sirio son contrarias al Derecho Internacional.

El portavoz destacó que a diferencia de Estados Unidos, las tropas de Rusia están desplegadas en Siria a petición del Gobierno legítimo de este país para ayudarle a combatir el terrorismo.

¿Misión cumplida? EEUU dice adiós a Siria

EE.UU. ha desplegado más de 2000 fuerzas militares en Siria, especialmente en las partes ocupadas por las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), para, a juicio de Washington, “luchar contra los terroristas de ISIS (Daesh, en árabe)”.

A pesar de que las autoridades estadounidenses aseguran la “eficacia” de las operaciones militares de la llamada coalición anti-ISIS en Siria, muchos informes indican que tales agresiones han dejado miles de civiles muertos, destruido la infraestructura económica de Siria y bloqueado los avances antiterroristas de las fuerzas sirias en algunas partes estratégicas del país.

Desde el inicio de los ataques de la llamada coalición, en 2014, Damasco tachó de “ilegal” la presencia de las fuerzas extranjeras, reiterando que los estadounidenses y los milicianos que reciben apoyo de Washington, no solo han complicado la situación del país, sino que han obstaculizado toda solución a la crisis siria al reforzar la dinámica de guerra mediante terceros.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

82 − 78 =