El ataque aéreo de seis aviones F-16 israelíes realizado desde el espacio aéreo libanés contra Siria pusieron bajo amenaza directa dos aviones civiles.

El ataque aéreo de seis aviones F-16 israelíes realizado desde el espacio aéreo libanés contra Siria pusieron bajo amenaza directa dos aviones civiles, afirmó el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, Ígor Konashénkov.

El ataque contra territorio sirio realizado desde el espacio aéreo libanés por seis cazas F-16 de la Fuerza Aérea israelí en la noche de este 25 de diciembre representó una amenaza directa para dos aviones de pasajeros que aterrizaban en esos momentos en los aeropuertos de Beirut y Damasco, han declarado desde el Ministerio de Defensa ruso, según RT.

“Acciones provocativas de la Fuerza Aérea israelí, cuando seis de sus F-16 llevaron a cabo ataques aéreos en Siria desde el espacio aéreo libanés, pusieron en peligro a dos aviones de pasajeros”, ha afirmado este viernes el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov.

“Evitar una tragedia”

Para “evitar una tragedia”, ha afirmado el militar, las fuerzas del Gobierno sirio ordenaron restringir el uso de la defensa aérea y de sus equipos de guerra electrónica, lo que permitió a los controladores de tránsito aéreo de Damasco guiar a uno de los aviones fuera de la zona de peligro y desviarlo al aeródromo de Jmeimim.

‘Bajo la cubierta’ de aviones civiles

Desde el Ministerio de Exteriores de Rusia ruso también criticaron duramente el ataque de Tel Aviv porque “no es la primera vez que la aviación israelí realiza ataques ‘bajo la cubierta’ de aviones civiles que se disponían a aterrizar en los aeropuertos de Beirut y Damasco”.

Ese organismo ruso asegura que está “muy preocupado” por esa ofensiva y la forma en que se realizó, debido a que supone “una grave violación de la soberanía de Siria y de las disposiciones de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, incluida la resolución 1701”.

¿Cómo se desarrolló el ataque?

En su ataque, la Fuerza Aérea israelí lanzó 16 bombas dirigidas, la mayoría de las cuales fueron interceptadas, ha precisado Konashénkov.

“Durante el ataque, la aviación israelí lanzó 16 bombas dirigidas GBU-39, 14 de las cuales fueron destruidas por los sistemas de defensa aérea de Siria”, dijo el portavoz ministerial.

Algunos reportes indican que el ataque duró al menos una hora y media. Las dos bombas que alcanzaron su objetivo cayeron en un centro logístico de la 138.ª brigada del Ejército sirio, que se encuentra siete kilómetros al oeste de Damasco. Esos impactos provocaron un incendio —que se controló poco después— e hirieron a tres militares.

Israel entrena para destruir los nuevos sistemas de defensa aérea de Siria

Israel intercepta un misil

Tras el ataque, Tel Aviv reportó que su sistema de defensa antiaérea se activó como respuesta a un misil lanzado desde el territorio sirio y las Fuerzas de Defensa israelíes informaron que no registraron heridos ni daños materiales.

“Continuaremos actuando contra Irán en Siria”

El ataque se produce dos días después de que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, afirmara que las Fuerzas de Defensa de su país podían aumentar sus operaciones militares contra Irán en Siria después de que se retiren las tropas de Estados Unidos.

“La decisión de retirar a los 2.000 soldados estadounidenses de Siria no cambiará nuestra política consecuente: continuaremos actuando contra el intento de Irán de establecer bases militares en Siria”, anunció el mandatario israelí.

Israel bombardea de manera recurrente objetivos en territorio sirio y Damasco considera que esos ataques suponen amenazas a su seguridad. De hecho, las autoridades de Siria califican esas acciones como actos de agresión ilegítimos y señalan que no quedarán sin respuesta.

El politólogo Eduardo Luque Guerrero opina que los ataques de Israel contra Siria cesarán cuando la política internacional y un conjunto de países “presionen” a Tel Aviv para que “entre en una senda de normalización”.

Compartir: