La fragata de la Flota del Mar Negro de Rusia regresó a su puerto de origen en Sebastopol, después de completar su misión en el Mar Mediterráneo.

La fragata de la Flota del Mar Negro de Rusia, el Almirante Essen, regresó a su puerto de origen en Sebastopol, después de completar su misión en el Mar Mediterráneo.

La fragata había realizado tareas en el mar Mediterráneo desde agosto de este año, según Al Masdar News.

El Almirante Essen es una fragata de la clase Almirante Grigorovich de la Armada de Rusia. El barco tiene 124,8 metros de largo (409 pies), con un desplazamiento de hasta 4,035 toneladas.

Advertencia a Rusia: Reino Unido envía su “cazador submarino nuclear” a Mediterráneo

Está equipado con varios sistemas de armamento que incluyen misiles Kalibr, cohetes Igla, armas de artillería de 100 milímetros y un helipuerto.

Compartir: