Demócratas arremetieron contra las políticas “odiosas” del presidente estadounidense, Donald Trump, tras la muerte de otro niño migrante.

Demócratas arremetieron contra las políticas “odiosas” del presidente estadounidense, Donald Trump, tras la muerte de otro niño migrante.

El niño, no identificado hasta el momento, había sido detenido junto a su padre por la patrulla fronteriza de Estados Unidos tras cruzar la frontera desde México. El menor, de 8 años, perdió la vida este martes, justo en el día de Navidad. Aún no se han esclarecido los motivos de la muerte.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, citada por The Washington Post, el niño había mostrado “síntomas de resfriado” y luego “náuseas y vómitos”.

Es el segundo caso de un menor fallecido bajo custodia de las autoridades fronterizas en el mes de diciembre. El 8 de diciembre la niña guatemalteca Jakelin Caal falleció en el hospital de El Paso, Texas, por causas aún no reveladas después de haber sido detenida junto a su padre tras cruzar la frontera desde México en la noche del 6 de diciembre.

Niña migrante de 7 años muere bajo custodia de policía de EEUU

Varios congresistas demócratas reaccionaron inmediatamente. La representante de la cámara baja por Nueva York Nydia Velázquez insistió en la necesidad de “exigir responsabilidades, encontrar respuestas y poner fin a la odiosa y peligrosa política contra los migrantes de esta administración”.

Por su parte, Sheila Jackson Lee se expresó así: “¿Qué está pasando en nuestra frontera sur? La segunda muerte de un niño pequeño en nuestra frontera en pocas semanas. ¡Esto es indignante! Esto conmociona la conciencia”.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) calificó los hechos como una “tragedia espantosa”. “El CBP debe rendir cuenta y dejar de detener a niños. El nuevo Congreso debe poner como una de sus primeras prioridades realizar una investigación sobre el Departamento de Seguridad Interna (DHS)”, dijo la ONG.

Compartir: