Rusia equipará a su Ejército con el avanzado sistema de misiles antiaéreos de alcance medio de la nueva generación S-350 Vitiaz.

Rusia equipará a su Ejército con el avanzado sistema de misiles antiaéreos de alcance medio de la nueva generación S-350 Vitiaz.

“En 2019, la Fuerza Aeroespacial recibirá, por primera vez, el avanzado sistema de misiles antiaéreos S-350 Vitiaz”, ha informado este domingo el Ministerio ruso de Defensa en un comunicado, según el portal web Daily Star.

Rusia ha declarado la incorporación de los primeros sistemas S-350 Vitiaz a sus arsenales como parte de un movimiento planificado desde hace mucho tiempo para reemplazar su antiguo sistema S-300.

Las tropas rusas recibirán, asimismo, una decena de sistemas de cañón-misil Pantsir-S y sistemas de defensa antiaérea de largo alcance S-400 Triumf.

La mencionada Cartera rusa también ha indicado que el Ejército ha desplegado, en 2018, sistemas Pantsir-S y S-400 en Crimea, anexionada a la Federación Rusa en 2014, en las regiones de Jabárovsk, Leningrado y Kaliningrado, así como en la región del Ártico.

VÍDEO: Rusia prueba con éxito su nuevo misil hipersónico “Avangard”

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseveró el miércoles que Rusia desplegará su primer regimiento de misiles hipersónicos, con capacidad nuclear, el próximo año, diciendo que la medida significaba que Rusia pasaba a contar ahora con un nuevo tipo de arma estratégica.

Putin hizo el anuncio después de supervisar unas pruebas previas, según el Kremlin, al despliegue del nuevo sistema de misiles Avangard.

Dichas pruebas se llevaron a cabo en momentos en los que se están agudizando las tensiones entre Rusia y Estados Unidos, especialmente tras la confirmación, por parte de Washington, de su intención de abandonar el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), firmado en 1987 por EE.UU. y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

El mandatario ruso ha alertado de que Moscú tomará medidas adicionales para reforzar su seguridad nacional en caso de que EE.UU. eche por tierra el referido tratado.

Compartir: