La temporada de Navidad y Año Nuevo, es un tiempo de celebración repleto de ritos y costumbres, y las tradiciones gastronómicas son de las más fieles a seguir.

La temporada de Navidad y Año Nuevo, es un tiempo de celebración repleto de ritos y costumbres, y las tradiciones gastronómicas son de las más fieles a seguir.

Embutidos, hallacas, pozole, turrones o vitel toné, son algunos de los platos que no faltan en las mesas del mundo hispano. Pero ¿qué se comen en otros rincones del mundo?

Según Sputnik, empanadas con sorpresas, carne de curada, crujientes tortitas, romeritos, gusanos de mar fritos y salchichas rellenas, estos son algunos de los platos que llenan millones de mesas por el mundo entre las fiestas de Nochebuena y Reyes Magos, siempre teniendo en cuenta que cada región, incluso cada casa, tiene sus propias propuestas y recetas.

Sputnik te acerca los platos de cambio de año más tradicionales para unos y exóticos para otros.

Groenlandia

En Groenlandia, un territorio autónomo subordinado al Reino de Dinamarca, algunos platos tradicionales comienzan a prepararse incluso meses antes de Año Nuevo. Es el caso del kiviak, carne de foca cocida, rellena de alcas y sellada con su propia grasa. Para prepararlo, a la foca se le corta la cabeza, se limpia por dentro y en su interior se introducen los cuerpos de cientos de alcas.

Después de eso, el torso de la foca es sepultada en la tierra fría y se deja fermentar durante unos siete meses.

El plato tradicional de los groenlandeses usualmente viene acompañado del mattak, grasa cruda de ballena cortada en cubitos antes de servir, y el hákarl, carne de tiburón tóxico que se cura durante meses. Todo esto acompañado con un aguardiente típico denominado brennivín.

Fiyi

Los habitantes de Fiyi, un país insular ubicado al este de Australia, suelen adornar su mesa con pescado marinado en jugo de limón y envuelto en hojas de plátano. Para el postre hornean tortillas dulces y vakalolo, pudín de yuca. Entre las delicias tradicionales es muy común el balolo, pequeños gusanos marinos fritos en sartén.

Todo esto es tradicionalmente acompañado con el yangona, o kava. Se trata de una bebida que no contiene alcohol, pero es rica en flavonoides que actúan como tranquilizantes para el cuerpo, aunque para un observador externo, parece una simple borrachera.

Sudáfrica

Muchas familias sudafricanas celebran un almuerzo al aire libre que cuenta con el tradicional pavo o cochinillo, arroz amarillo con pasas, verduras y pudín de ciruela.

Pero para otros, la fiesta de Navidad incluye una tradicional y escurridiza delicadeza: orugas de polilla emperador fritas. Es una fuente importante de proteínas en gran parte del continente africano, y su temporada de cosecha tiende a coincidir con la Navidad.

El árbol de Navidad más caro del mundo está en Abu Dhabi

Noruega

El juleribbe es el palto que no puede faltar en cualquier menú navideño noruego. Se trata de una pieza de carne de cerdo enorme, que incluye los huesos, la piel e incluso la grasa del animal, cocinada al horno hasta dejar todo crujiente como papas fritas.

El cordero es un plato muy común en el mundo, pero en Noruega, durante la época navideña se sirve de una forma totalmente inusual: en lugar de cocinarse el habitual costillar, se sirve la cabeza entera del animal. Smalahove, como se le llama a este plato, es la cabeza de una oveja, salada, seca, ahumada, cocida o al vapor. Su historia narra que originalmente era comida por los pobres, que no podían darse el lujo de comer su carne, pero con el tiempo se ha dado a conocer como una exquisitez muy buscada por los turistas.

Filipinas

En estas fechas, los filipinos comen todo tipo de platos tradicionales. Uno de éstos son las tortas a base de arroz, cocidas al horno o al vapor en hornos de arcilla a carbón y leña. Otra receta curiosa es la bibingka, una especie de paella preparada con arroz, manteca, plátano, huevos, coco rallado y queso de carabao, o búfalo. Y por supuesto, que no falte el rellenong manok, un pollo relleno, y el kare-kare, callos con una salsa de cacahuete.

Los dulces son algo especial para esta época. Y es que casi todo lo que se sirve en este festín es dulce, como el jamón que lleva miel, el cerdo asado, que se sirve con la piel caramelizada o una versión de los spaghetti con una salsa de tomate muy azucarada.

 

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 35 = 37