EE.UU. entrega nuevas F-16 A/B a Taiwán con el objetivo de elevar las capacidades de la Fuerza Aérea de este país ante China.

EE.UU. entrega nuevas F-16 A/B a Taiwán con el objetivo de elevar las capacidades de la Fuerza Aérea de este país ante China.

El Gobierno de Taipéi, por el momento, ha asignado 3.64 mil millones de dólares para “la mayor modernización jamás realizada” en la Fuerza Aérea taiwanesa, en comparación con la que inició en 2017, según recogieron el viernes los medios.

La gigante empresa estadounidense de la aeronáutica Lockheed Martin ha enviado a un grupo de ingenieros a Taiwán para llevar a cabo la modernización de 144 cazas existentes y equiparlos, entre otros, con avanzados sistemas de radares equivalentes a los usados en los F-35s, también de fabricación estadounidense.

La Fuerza Aérea taiwanesa, según los medios, también recibirá de Washington cuatro cazas F-16 A/B adicionales de nueva generación este mismo año.

Taipéi baraja también fortalecer los sistemas de defensa ante el espionaje cibernético y “confiar más” en el armamento que se produce dentro del territorio taiwanés.

EEUU envia buques de guerra al estrecho de Taiwán, pese a China

La noticia se divulga unos días después de que el presidente de China, Xi Jinping, urgiera el 4 de enero a las Fuerzas Armadas a fortalecer su sentido de urgencia y hacer lo posible para prepararse “para la batalla”, sin especificar contra quién, pues, Pekín tiene disputas territoriales con varios países de la región, incluido Taiwán.

EE.UU., no obstante, siempre ha expresado su pleno respaldo a Taipéi, en las esferas política y militar, ante lo que llama la persistente “amenaza china” contra la isla. Esta es probablemente la principal razón por la que Taiwán, con nada más 23,3 millones de habitantes ha podido resistir ante China.

China y Taiwán; una disputa de más de 60 años

Para entender la situación de China y Taiwán, hay que remontarse al inicio de la guerra entre el entonces gobernante Partido Nacionalista Chino o Kuomingtang (al que pertenecía Ma Ying-jeou, presidente de Taiwán hasta 2016) y el Partido Comunista (al que pertenece Xi).

Habían pasado 15 años desde la abdicación del último emperador y luego de años de combates —interrumpidos durante una década por causa de la invasión japonesa de 1936— los comunistas, liderados por Mao Zedong, terminaron haciéndose con el control de la mayoría del territorio.

El conflicto terminó oficialmente en 1950, luego de más de 20 años de combates, pero en cierto sentido la guerra civil china todavía no ha terminado, pues, tanto Pekín como Taipéi se ven a sí mismos como los herederos del gobierno legítimo de China. O, para ser más precisos, del de una China unificada.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + 9 =