El servicio de taxi queda interrumpido de forma indefinida desde hoy 21 de enero en Madrid, como adelantamos la semana pasada.

El servicio de taxi queda interrumpido de forma indefinida desde hoy 21 de enero en Madrid, como adelantamos la semana pasada. De esta manera, el colectivo se une a la protesta y a las jornadas de paro que ya llevan varios días sucediendo en Barcelona.

Los taxistas de Barcelona y Madrid realizan paros sectoriales con una única intención: presionar a los gobiernos de ambas regiones para que definan una regulación efectiva sobre el servicio de los vehículos VTC. Hay que recordar que, desde octubre de 2018, la regulación en este ámbito pasó del plano nacional al autonómico, por lo que el foco de la protesta ahora recae sobre las instituciones regionales, informó 20minutos.

La principal reivindicación es la misma que este colectivo lleva exigiendo desde hace meses: un marco normativo que acote lo que el colectivo del taxi considera “competencia desleal” por parte de plataformas VTC como Uber y Cabify. Además, estos profesionales están aprovechando estos paros para mostrar una clara condena sobre la desnaturalización del servicio de los vehículos de transporte con conductor, que se ha difuminado con su contratación inmediata gracias a las aplicaciones en el teléfono móvil. Desde apps como las de Uber y Cabify se ha aprovechado la inmediatez que ofrecen las telecomunicaciones para hacer del concierto del servicio algo prácticamente automático, algo que critican desde el sector del taxi.

Protestas, reivindicaciones y huelga indefinida

Para respaldar su servicio, los taxistas de Barcelona y Madrid han ido a la huelga indefinida para luchar contra lo que determinan como “intrusismo laboral y competencia desleal”. Se han definido paros, concentraciones y manifestaciones a modo de queja en las zonas más céntricas de ambas ciudades.

Mientras que en Barcelona los colectivos del taxi buscan que se amplíe el tiempo previo que se exige a la contratación de los VTC de los 15 minutos que recoge el borrador de la Generalitat a las 24 horas que quieren los taxistas, en Madrid el colectivo exige una regulación similar. Para acercar posturas, los representantes patronales madrileños se reúnen hoy con el presidente Ángel Garrido.

Más allá de los inconvenientes provocados a los usuarios, muchas personas se han hecho eco en redes sociales de los disturbios que se están generando como consecuencia de estas jornadas de protestas. La  más sonada ha sido la desvelada por el piloto de Fórmula 1 Carlos Sainz, quien ha denunciado que el vehículo de Uber en el que viajaba su hermana fue agregido por un taxista.

Estos paros coinciden con la celebración de importantes eventos en la capital, ya que esta misma semana abren sus puertas dos de las citas más relevantes del calendario de Ifema: la Feria Internacional del Turismo, Fitur, (del 23 al 27 de enero) y la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week (del 24 al 29 de enero).
Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

60 + = 67