Más de 5.000 ciudadanos extranjeros que llegaron al Mundial de Rusia permanecen en el país de manera ilegal, declaró el director para Migración de Rusia.

Más de 5.000 ciudadanos extranjeros que llegaron al Mundial de Rusia permanecen en el país de manera ilegal, declaró el director para Migración de Rusia, Andréi Kraiushkin.

“Para el 31 de diciembre del año pasado había un poco más de 12.000 ciudadanos [que llegaron al Mundial] que se quedaron y no salieron del país, pero el trabajo en cooperación con el FSB [Servicio Federal de Seguridad de Rusia] redujo esta cifra a 5.500”, dijo Kraiushkin este viernes en una rueda de prensa, según Sputnik.

Según Kraiushkin, alrededor de 650.000 extranjeros entraron en el país, usando el pasaporte de aficionados (Fan ID) durante el Mundial de Fútbol de 2018.

“Estamos realizando actividades para identificarlos, espero que todos sean expulsados antes del 30 de marzo”, afirmó.

Estos son los golpes más brutales de los Mundiales de fútbol (vídeos)

El Mundial FIFA 2018 se celebró por primera vez en la historia en Rusia del 14 de junio al 15 de julio, en 12 estadios de 11 ciudades del país: Moscú, Kaliningrado, San Petersburgo, Volgogrado, Kazán, Nizhni Nóvgorod, Samara, Saransk, Rostov del Don, Sochi y Ekaterimburgo.

Según la Agencia federal rusa de Turismo, durante el torneo de la FIFA visitaron el país unos 3,4 millones de extranjeros.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − 11 =