El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha anunciado este lunes que no renovará el mandato de TIPH.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha anunciado este lunes que no renovará el mandato de los observadores internacionales de la Presencia Internaiconal Provisional en Hebrón (TIPH, por sus siglas en inglés) que han estado vigilando la ciudad de Hebrón durante durante 20 años.

“No vamos a permitir que siga una fuerza internacional que actúa contra nosotros”, ha afirmado Netanyahu en una comparecencia recogida por los medios israelíes, informó Haaretz.

Los observadores internacionales de TIPH son civiles de Noruega, Dinamarca, Suecia, Suiza, Italia y Turqía que según recoge su misión “observan e informan para mantener la vida cotidiana en la ciudad de Hebrón para crear una sensación de seguridad entre los palestinos de Hebrón”.

En sus informes, la TIPH recoge violaciones de Derechos Humanos desde 1994 y es garante del Acuerdo de Hebrón de 1997. Consta de una docena de observadores en Hebrón y 64 personas más que trabajan desde el extranjero.

El propio Netanyahu y el entonces presidente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yasir Arafat, firmaron el Acuerdo de Hebrón, que suponía la división efectiva de la ciudad más poblada de Cisjordania en dos sectores: el H1, que incluye el 80 por ciento de la ciudad y que está bajo control absoluto palestino, y el H2, una zona bajo control militar israelí donde varios cientos de colonos judíos viven atrincherados rodeados de 40.000 palestinos cuyos desplazamientos están estrechamente controlados.

‘Israel hará todo lo posible para anexar toda Cisjordania’: ministro israelí

Debido al carácter intrínsecamente provisional de la TIPH confomre al Acuerdo de Hebrón, Israel debe renovar su mandato cada seis meses. En el último año los colonos y la derecha israelí han exigido el fin de la misión de observadores internacionales de TIPH varias veces.

El ministro de Seguridad Pública israelí, Gilad Erdan, se ha felicitado por la expulsión y ha asegurado que la TIPH “cooperaba con organizaciones extremistas y fomentaba la deslegitimación de Israel”. Para el diputado de Hogar Judío Moti Yogev, la TIPH estaba integrada por “personas que odian a Israel, estaba sesgada y recientemente incluso causó daño personal y material a los judíos”.

El consejo de Yesha que aglutina a las colonias judías de Cisjordania ha valorado la “importante noticia” y ha señalado que la TIPH “ha sido durante años una organización activa contra el Estado y ahora dejará de ser parte del panorama de la región”. Cisjordania –incluida Jerusalén Este–, la Franja de Gaza y los Altos del Golán fueron ocupados militarmente por Israel en la guerra de 1967, por lo que la construcción de asentamientos y la colonización de estos territorios supone un crimen de guerra.

En Cisjordania viven unos 531.000 colonos judíos, según datos de 2012, parte en colonias consideradas legales por Israel y parte en asentamientos considerados ilegales incluso por el Gobierno israelí. Las cifras actuales podrían ser superiores.

Compartir: