Israel demolió la aldea palestina de Al-Araqib, en el sur de la Cisjordania ocupada, por 139ª vez,.

Israel demolió la aldea palestina de Al-Araqib, en el sur de la Cisjordania ocupada, por 139ª vez, informa el portal de Middle East Monitor.

Las excavadoras israelíes destruyeron el jueves por la mañana el pueblo beduino de Al-Araqib, ubicado en el desierto de Néguev, entre severas medidas de seguridad proporcionadas por blindados del ejército.

Israel no reconoce la población beduina residente en la mencionada aldea, con una población de 700 personas, así que repetidamente viene destruyendo el pequeño pueblo a partir del año 2010 con la intención de obligar a los habitantes a mudarse de allí.

Los lugareños informaron a la fuente que antes del inicio de que las máquinas pesadas iniciaran las obras de destrucción, los soldados israelíes obligaron a mujeres, niños y ancianos a evacuar sus casas y se quedaron sin refugio.

Hezbolá amenaza con responder a las agresiones israelíes en Siria

Tres mujeres, junto con el jefe del comité popular de la aldea, Ahmad Jalil Abu Meiqem, fueron detenidos por las fuerzas israelíes, anuncia MEM agregando que los arrestados se pusieron en libertad varias horas después de la demolición.

Al igual que los otros 34 pueblos beduinos “no reconocidos” por Israel, Al-Araqib no recibe ningún servicio por parte de Tel Aviv y está constantemente sujeto a las amenazas de expulsión y demolición de viviendas.

Muchos de los beduinos en esta región fueron desplazados forzadamente de sus hogares, durante los 17 años en que los palestinos estaban gobernados en su territorio por la ley militar israelí, que terminó en 1967, poco antes de la toma militar de Israel de Gaza y Cisjordania, incluida la ocupada Jerusalén oriental.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

54 − 52 =