Desde el 23 de enero, Estados Unidos sigue de cerca la situación en Venezuela y lanza diariamente advertencias contra el Gobierno de Nicolás Maduro para que no actúe contra el líder opositor, Juan Guaidó, que se autoproclamó el presidente interino del país. ¿Qué papel trata de desempeñar Washington?

Desde el 23 de enero, Estados Unidos sigue de cerca la situación en Venezuela y lanza diariamente advertencias contra el Gobierno de Nicolás Maduro para que no actúe contra el líder opositor, Juan Guaidó, que se autoproclamó el presidente interino del país. ¿Qué papel trata de desempeñar Washington?

“Despertada de una pesadilla”

La semana pasada, Guaidó calificó de “ilegítimo” el segundo mandato de Maduro, comenzado el 10 de enero, y se autoproclamó el presidente encargado del país durante una manifestación antigubernamental en la capital, Caracas. El también presidente de la Asamblea Nacional trazó la hoja de ruta para los próximos días: “Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”.

“El 23 de enero cada venezolano que recorrió las calles despertó de una pesadilla para soñar (…) con esa Venezuela bonita, grande”, declaró.

La luz verde de EEUU

En menos de una hora, Estados Unidos reconoció a Guaidó como presidente interino de Venezuela y le expresó su firme apoyo. El presidente Donald Trump no solo expresó su firme apoyo al líder opositor, sino también reiteró que “todas las opciones están sobre la mesa”, una frase que utiliza con frecuencia la Casa Blanca para amenazar con guerra a sus enemigos. El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, a su vez, amenazó a Venezuela sobre las consecuencias de cualquier daño a Guaidó.

El diario estadounidense The Wall Street Journal reveló el plan secreto de Estados Unidos destinado a allanar el camino para el derrocamiento de Maduro. Según la fuente, Guaidó había recibido una llamada telefónica del secretario de Estados estadounidense, Mike Pompeo, un día antes de que se declarara presidente interino. Durante la conversación, Pompeo había prometido al líder opositor su apoyo si ese  tomaba las riendas del país.

Estados Unidos llegó hasta permitir a la oposición venezolana acceder a fondos del Ejecutivo de Nicolás Maduro que estén en cuentas mantenidas por el banco de la Reserva Federal o cualquier otra entidad asegurada después de que Washington sancionara a la petrolera estatal PDVSA.

¿Qué busca Trump en Venezuela?

El sociólogo y analista alemán Heinz Dieterich era asesor del expresidente venezolano Hugo Chávez y autor del concepto de “socialismo del Siglo XXI” que fue mencionado y presentado al mundo por el fallecido mandatario. Conocido como un intelectual de izquierda, Dieterich había escrito también un libro junto al intelectual Noam Chomsky.

En una reciente entrevista con BBC Mundo, el ideólogo sostuvo que el inquilino de la Casa Blanca está aprovechando la situación caótica en Venezuela para alcanzar una “victoria barata” en América Latina de la que pueda jactarse el magnate.

“En el último año Donald Trump entró en una fase de debilidad, básicamente porque perdió las elecciones de mitad de período frente a los demócratas y porque parece que sí se puede comprobar la colusión con Rusia para ganar la campaña electoral y, por lo tanto, es probable que terminen en un impeachment (juicio político) muy pronto”, explicó el alemán.

La Administración de Trump está tan debilitada, continúa Dieterich, que busca algún tipo de éxito para aumentar su credibilidad, y que los dos halcones del gabinete, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, podrían convencer a Trump sobre presionar a Maduro y forzar su salida del poder.

“Trump queda con una tropa de ideólogos muy peligrosos para la paz mundial (…) Esa gente ve que aquí puede haber una victoria barata en América Latina porque el régimen de Maduro ya no tiene fuerza. Dicen: ‘Vamos a aprovechar para sacar a Maduro, eso puede ser un gran éxito para la democracia y Trump será el responsable de eso’”, añadió.

EEUU aumenta las presiones contra Venezuela con sanciones

¿Reavivar la Doctrina Monroe?

La doctrina presentada por el expresidente estadounidense James Monroe en 1823 se basa en el lema de “América para los americanos”. Monroe arremetió con esa frase contra Europa en momentos que el continente estaba luchando contra el colonialismo europeo. La doctrina consideraba cualquier intervención de los países europeos en América como una agresión y se reservaba el derecho de Estados Unidos a responder a lo que veía como una injerencia en el continente.

Trump ha defendido en varias ocasiones la Doctrina Monroe. Durante su discurso en la 73 Asamblea General de la ONU, Trump señaló que “ha sido la política formal de nuestro país desde el presidente Monroe que rechacemos la interferencia de naciones extranjeras en este hemisferio y en nuestros propios asuntos”.

Trump se refería a China y Rusia, tal y como había aclarado previamente su ex secretario de Estado, Rex Tillerson. La preocupación de la Casa Blanca radica en el acercamiento de varios países latinoamericanos –precisamente la República Dominicana, El Salvador, Panamá y Costa Rica- al gigante asiático en la última década.

Y ahora, Venezuela se ha convertido en escenario de una nueva guerra fría entre Estados Unidos y Rusia. Desde el inicio de la crisis en el país bolivariano, un férreo aliado de Moscú, el Kremlin ha condenado en reiteradas ocasiones lo que considera “un intento de golpe de Estado” en Venezuela y advierte sobre posibles planes de Washington para lanzar una intervención militar.

La escalada de la violencia en Venezuela podría terminar en una guerra subsidiaria entre las potencias mundiales, razón por la cual muchos países insisten en el diálogo para resolver la crisis.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 17 = 21