El brutal degüelle de un niño de seis años a plena luz del día en Arabia Saudí ha provocado una ola de conmoción y repugnancia, y ha llamado la atención sobre la naturaleza bárbara del pensamiento wahabí que reina en el país árabe.

El brutal degüelle de un niño de seis años a plena luz del día en Arabia Saudí ha provocado una ola de conmoción y repugnancia, y ha llamado la atención sobre la naturaleza brutal del wahabismo que reina en el país árabe.

El menor, identificado como Zakariya Bader al-Yabir proveniente de una familia chií, fue decapitado brutalmente la semana pasada por un hombre, según informan varias fuentes un conductor de taxi, frente a los ojos de su madre en la ciudad santa de Medina, informó Daily Mail.

El asesino apuñaló repetidamente a Zakariya en la garganta con un trozo de cristal roto hasta que fue degollado, anunciaron los transeúntes que atestiguaron de cerca el horrenda muerte.
El niño y su madre fueron atacados por el conductor del coche en el que se trasladaban hacia el santuario del profeta Mohamad (la paz sea con él), ubicada en la ciudad saudí de Medina, simplemente porque la mujer saludó en voz alta al Profeta del Islam y a sus descendientes, mientras se acercaban a la mezquita del gran profeta.

El Observatorio de Derechos Chiíes, con sede en Washington, denunció el sábado que el incidente fue “un resultado de las continuas violaciones y la falta de protección de la población chií por parte de las autoridades saudíes”.

“Los chiíes saudíes han estado bajo represión militar por parte de su gobierno y muchos de ellos están en prisión y condenados a muerte”, aseveró el grupo que aboga por defender la justicia y los derechos humanos de los musulmanes chiíes en el mundo entero.

‘Wahabismo es incendiario de extremismo y terrorismo global’

Según los informes, las autoridades saudíes afirmaron rápidamente tras el incidente que el asesino sufría problemas psicológicos.

El pensamiento Takfiri es la marca registrada de muchos equipos terroristas que operan en Siria e Irak. El concepto está muy influenciado por el wahabismo, la ideología radical que domina Arabia Saudí y predicada libremente por los clérigos saudíes. Se cree que Riad es un patrocinador clave de los grupos terroristas takfiríes como ISIS (Daesh, en árabe).

Hasta ahora, los principales medios de comunicación occidentales han mantenido silencio sobre el espantoso asesinato, excepto de unos pocos periódicos británicos, ninguna prensa ha dado cubierta mediática al suceso.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + = 6