La Policía de Italia impidió al líder de los chalecos amarillos Maxime Nicolle entrar a ese país para unir fuerzas con los manifestantes italianos.

La Policía de Italia impidió al líder de los chalecos amarillos Maxime Nicolle entrar a ese país para unir fuerzas con los manifestantes italianos.

“Los gobiernos de Francia e Italia tienen sus diferencias. Pero entre los franceses y los italianos no hay problema”, dijo Nicolle en reacción a esa decisión, según Euronews.

Sin embargo, Nicolle se distanció del apoyo del viceprimer ministro italiano, Luigi Di Maio, y dijo que los políticos respaldaban un movimiento sobre el que no saben nada.

La disputa se agravó cuando Francia llamó a consultas a su embajador en Italia y manifestó su protesta por los “ataques infundados y afirmaciones ofensivas” de líderes italianos.

¿Qué hay detrás de la crisis “sin precedentes” entre Italia y Francia desde la Segunda Guerra Mundial?

La situación “no tiene precedentes” desde finales de la Segunda Guerra Mundial, dijo el Ministerio de Exteriores de Francia.

Este último enfrentamiento se produce después de que el vicepresidente italiano, Luigi Di Maio, se reuniera con miembros del movimiento de los “chalecos amarillos” cerca de París el martes de esta semana.

Di Maio subió una foto suya a Twitter con un grupo de personas, incluida Ingrid Levavasseur, promotora de una lista de ese movimiento para las próximas elecciones al Parlamento europeo de mayo, la Reunión de Iniciativa Ciudadana.

Francia consideró “inaceptable” esa reunión y le avisó de que no interfiriera con la política del país.

Compartir: