Estados Unidos ha establecido un campamento en la ciudad siria de Al-Haska, lugar al que está trasladando a familias de terroristas de ISIS, matados o capturados en conflictos acaecidos en Oriente Medio durante los últimos ocho años.

Estados Unidos ha establecido un campamento en la ciudad siria de Al-Haska, lugar al que está trasladando a familias de terroristas de ISIS, matados o capturados en conflictos acaecidos en Oriente Medio durante los últimos ocho años.

Al igual que la prisión “Bucca” en Irak, administrada por EE.UU., el mismo lugar en que según The Guardian, nació el grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe), el nuevo campo llamado “Al-Hoval” es utilizado para fundar una nueva generación de terroristas wahabíes, revela la agencia de noticias libanesa Al-Ahed.

“Al-Hoval”, ubicado en el este de Siria, alberga alrededor de 3000 familias de terroristas de ISIS, con una población masculina de al menos 5000 individuales que tienen entre 2 y 11 años de edad.

De acuerdo con la fuente, sólo el martes pasado, 850 personas fueron transferidas al centro, incluidas 75 familias iraquíes, 65 sirias y 30 de otras nacionalidades, así como 50 militantes de la nacionalidad kazaja, quienes se habían rendido a las Fuerzas Democráticas Sirias en ” Al-Baguz”, en el sudeste de Siria.

Trump: “Siria tuvo que soportar a ISIS hasta que llegué yo”

Además, apostilla el diario libanés, funcionarios norteamericanos manejan el campo, localizado en la ciudad siria de Al-Hasaka que actualmente está bajo el control de las kurdo-sirias Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

El centro de refugio se divide en talleres, cada uno de los cuales funciona bajo la supervisión de expertos en psicología estadounidenses. Al-Ahed también informa que los agentes norteamericanos distribuyen entre los residentes libros que contienen enseñanzas religiosas pertenecientes a la escuela wahabí, entre ellos el libro “Milat Ibrahim”.

“Milat Ibrahim”, escrito por Al-Moqadasi, también fue encontrado en la cárcel estadounidense de Bucca, donde se formó una generación de extremistas, convertidos más tarde en el núcleo principal de líderes de bandas terroristas como ISIS, tras ser liberados por EE.UU. en 2010.

Compartir: