Francia recrudeció su política de mano dura contra el movimiento de los chalecos amarillos al anunciar que prohibirá manifestaciones en varias zonas del país, si hay individuos

Francia recrudeció su política de mano dura contra el movimiento de los chalecos amarillos al anunciar que prohibirá manifestaciones en varias zonas del país, si hay individuos “ultras”.

De acuerdo con el primer ministro galo, Edouard Philippe, citado por AFP, la prohibición aplicaría durante un periodo no especificado en los barrios que han sido “más impactados” en las ciudades de París, Bordeaux y Toulouse, en donde ha habido constante destrucción desde que comenzaron las movilizaciones.

“Prohibiremos las manifestaciones que se reivindiquen de ‘chalecos amarillos’ en los barrios más afectados en cuanto tengamos conocimiento de la presencia de ultras y de su voluntad a hacer destrozos”, especificó Philippe después de una reunión con el presidente francés Emmanuel Macron y altos funcionarios de seguridad.

VÍDEO: Choques violentos entre Policía francesa y ‘chalecos amarillos’

El premier también anunció un aumento considerable de la multa por participar en una manifestación prohibida, las cuales subieron de 38 euros en la actualidad, a 135 euros.

Las protestas de los chalecos amarillos estallaron en noviembre pasado por el aumento del impuesto al combustible y luego se convirtieron en un movimiento más amplio contra las políticas económicas y sociales de Macron.

Compartir: