Una lucha feroz entre dos serpientes venenosas fue documentada por un transeúnte asustado que vio a los reptiles intercambiando mordiscos.

Una lucha feroz entre dos serpientes venenosas fue documentada por un transeúnte asustado que vio a los reptiles intercambiando mordiscos.

La serpiente de color marrón claro, la más grande, se ve mordiendo a su rival de vientre negro y rojo por la cola, mientras que su oponente sumerge repetidamente sus colmillos en la asaltante. Los reptiles se anudan y retuercen entre sí, según Sputnik.

Eventualmente, la serpiente negra de vientre rojo más pequeña se queda inmóvil, colgando flácida en la boca de la serpiente marrón, quien por lo visto ganó la batalla.

La cruel pelea ocurrió en el lecho de un río en Queensland (Australia).

Compartir: