El ejército israelí ha desplegado refuerzos a lo largo de la valla fronteriza que separa la asediada Franja de Gaza de Israel de cara a las planeadas protestas palestinas para conmemorar el primer aniversario de la Gran Marcha del Retorno en el enclave costero.
El ejército israelí ha desplegado refuerzos a lo largo de la valla fronteriza que separa la asediada Franja de Gaza de Israel de cara a las planeadas protestas palestinas para conmemorar el primer aniversario de la Gran Marcha del Retorno en el enclave costero.
La manifestación, convocada para este sábado 30 de marzo, también marcará el Día de la Tierra Palestina, que homenajea el asesinato de seis jóvenes palestinos por las fuerzas militares israelíes en 1976, durante las protestas contra la confiscación de los territorios palestinos.
En el período previo a las marchas, el ejército israelí ha desplegado numerosos tanques y vehículos blindados a lo largo de la zona limítrofe. También se informa que las fuerzas israelíes monitorean la región con globos de vigilancia y han posicionado francotiradores en toda el área, informó Middle East Monitor.
El jueves, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, instó al ejército a prepararse para lanzar una posible campaña “amplia” en Gaza.
Según Yael Lachvani, portavoz de la comunidad agrícola israelí “Nahal Oz”, ubicada a menos de un kilómetro de la zona de amortiguamiento, las recientes intensificaciones entre Israel y los grupos de Resistencia Palestina han afectado mucho la cotidianidad en la región.
Desde que los palestinos comenzaron a realizar reuniones regulares a lo largo de la frontera, el 30 de marzo de 2018, más de 250 manifestantes han perdido la vida a causa de disparos del ejército israelí.
En un informe publicado el mes pasado, la ONU afirmó que la agresión israelí contra los manifestantes desarmados de Gaza durante este periodo se considera un “crimen de guerra”.
La continuación de manifestaciones ininterrumpidas logró visibilizar ante los ojos del mundo la lucha del pueblo palestino que reivindica de forma pacífica cada viernes su derecho a la legítima resistencia contra la continua expropiación, colonización y ocupación de su territorio por parte de Israel.
Compartir: