El ministro de Exteriores ruso afirmó que el territorio de los Altos del Golán sigue siendo parte de Siria pese a que EEUU los ve israelíes.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó que el territorio de los Altos del Golán sigue siendo parte de Siria pese a que EEUU los ve israelíes.

“La posición de Rusia sobre los Altos del Golán se mantiene sin cambios. Sin duda, siguen siendo territorio sirio”, dijo en una entrevista con el periódico egipcio Al Ahram, según Sputnik.

El reconocimiento por parte de EE.UU. de los Altos del Golán como territorio de Israel es una grave violación de la Carta de la ONU, los principios del derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el arreglo del conflicto árabe-israelí, recordó el ministro.

La posición de Washington sobre asuntos del Medio Oriente corresponde a la política general de EE.UU. que busca “colapsar los acuerdos internacionales fundamentales y sustituir el derecho internacional por algún sistema de reglas”, agregó Lavrov.

CIA: los altos del Golán nunca habían sido una región judía

El 25 de marzo, al reunirse con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, el presidente de EE.UU., Donald Trump, firmó una declaración en la que reconoce la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán.

Israel ocupó los Altos del Golán en la guerra de 1967 y se los anexionó mediante una ley de 1981, aunque ningún otro país del mundo reconocía hasta ahora esa anexión.

Los Altos del Golán constituyen una superficie de 1.200 kilómetros cuadrados en la que viven unos 20.000 drusos sirios y una cantidad similar de colonos judíos desplazados al Golán, contraviniendo las leyes internacionales.

Compartir: