El presidente de Estados Unidos endureció su retórica contra los inmigrantes indocumentados al señalar que su país está “lleno” y no tiene espacio para más solicitantes de asilo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, endureció su retórica contra los inmigrantes indocumentados al señalar que su país está “lleno” y no tiene espacio para más solicitantes de asilo.

“El sistema está lleno, no podemos aceptarles, ya sea por asilo o lo que sea que quieren (los indocumentados). No podemos aceptarles, así que lo siento, pero den la vuelta”, se dirigió Trump a los inmigrantes que llegan a la frontera sur para entrar al país norteamericano, según The Guardian.

Sus comentarios, producidas durante su visita a una localidad fronteriza con México, contradicen las leyes internacionales sobre asilo, que prohíben devolver a un inmigrante al país del que ha huido.

“El Congreso tiene que actuar (…) Tienen que deshacerse de todo el sistema de asilo porque no funciona. Y francamente, también deberíamos deshacernos de los jueces. No podemos tener un caso judicial cada vez que alguien pone un pie en nuestro territorio”, había declarado horas antes de esa visita.

Trump corta todo el apoyo financiero a Guatemala, Honduras y El Salvador

El empresario insistió también en la importancia de la construcción de un muro. No obstante, su polémica iniciativa enfrenta muchos obstáculos, como la oposición del Congreso. El viernes, fiscales generales de 20 estados del país presentaron una moción ante una corte de California para bloquear el desvío de MIL 600 millones de dólares de fondos federales para el muro.

A su juicio, construir el muro es “ilegal”, ignora la voluntad del Congreso que se ha negado a aprobar esos fondos y viola el principio de separación de poderes.

Compartir: