Transcurrido casi un mes de la tragedia en Christchurch, el Parlamento de Nueva Zelanda ha prohibido portar todo tipo de armas semiautomáticas de estilo militar.

Transcurrido casi un mes de la tragedia en Christchurch, el Parlamento de Nueva Zelanda ha cambiado ley de control de armas semiautomáticas de estilo militar.

Los legisladores neozelandeses votaron el miércoles a favor del proyecto de ley de reforma de armas después de la última lectura en el Parlamento, informó BBC. Se espera que la enmienda se convierta en ley en los próximos días después de recibir el consentimiento real del gobernador general.

El pasado 15 de marzo un doble atentado terrorista contra dos mezquitas de la ciudad neozelandesa de Christchurch (en la Isla Sur) dejó 50 fieles musulmanes muertos. El asesino, un supremacista blanco de origen australiano, identificado como Brenton Tarrant, tenía en su posesión un rifle automático.

Después de Nueva Zelanda ahora los musulmanes noruegos corren peligro

“Estas armas fueron diseñadas para matar, y fueron diseñadas para mutilar y eso es lo que hicieron el 15 de marzo”, manifestó la diputad Jacinda Ardern en el seno del Parlamento.

Las nuevas reglas realizan cambios a las normas de portar armas de fuego, aprobadas en 1983, que han sido objeto de varios intentos de reforma en más de 30 años. Se espera que pongan prohibición a las armas semiautomáticas de estilo militar y las herramientas que se usan para armar equipamientos prohibidos.

Es de mencionar que en virtud de la recién aprobada regla, los que infrinjan la ley se enfrentarán entre dos y diez años de cárcel. No obstante, una amnistía estará vigente hasta finales de septiembre.

Compartir: