Rusia e Irán son los únicos países “invitados” por Gobierno de Siria para ayudarlo en hacer frente a la amenaza terrorista, destacó el representante ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia.

Rusia e Irán son los únicos países “invitados” a Siria por el Gobierno para ayudarlo en hacer frente a la amenaza terrorista, destacó el representante ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia.

Nebenzia defendió la “legitimidad” de la presencia rusa e iraní en Siria, aunque subrayó que “todos” los que están ahí, legal o ilegalmente, deberán abandonarla “finalmente”, en una entrevista concedida al diario árabe Al-Sharq al-Awsat y publicada el jueves.

“Rusia e Irán son los únicos países “invitados” a Siria por el Gobierno. La presencia de Rusia en Siria es legal. Está ahí a petición del Gobierno legal (de Damasco) para ayudarlo en hacer frente a la amenaza terrorista. Irán, por cierto, está presente. Su presencia también es legal”, señaló el embajador de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Nadie más, insistió Nebenzia, fue invitado, “tal y como sabemos todos”, así que los demás países que están en Siria sin la autorización del Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, como EE.UU. y Francia, tendrán que evacuarla.

Nebenzia también hizo notar que cuando la condición de seguridad y estabilidad de Siria sea favorable y cuando Damasco comunique que ya no necesita su ayuda, Rusia e Irán “también abandonarán” este país árabe.

Presidente sirio realiza una visita sorpresa a Irán por primera vez después de 8 años

Sobre la presencia turca en Siria, el diplomático ruso reconoció que Ankara también carece del permiso de Damasco para operar en el país, sin embargo, matizó Nebenzia, Turquía es “un importante socio” en el proceso de paz en Siria, aun así los turcos también tendrán que abandonar un día el suelo sirio, recalcó.

El diplomático ruso resaltó que pese a grandes derrotas infligidas a los terroristas de ISIS (Daesh, en árabe) en Siria, la amenaza no se ha eliminado “por completo”. El Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), por otro lado, “ha fortalecido sus posiciones” en el norte de Siria, en Idlib, hecho que explica “porque hemos intensificado contactos con los turcos sobre la situación en esta provincia, adujo.

Idlib es el último bastión de los grupos terroristas y armados, en particular, del Frente Al-Nusra, que, según diversos informes, recibe el apoyo de Estados Unidos, el Reino Unido y algunos Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico y su eliminación sería primordial para la restauración de paz en el país destrozado por un conflicto armado desde 2011, agravado por los grupos extremistas takfiríes apoyados desde el exterior.

Compartir: